“An Emotional Monday”

Ayer, Lunes 20, aparte del tema del cumpleaños de mi mamá, el día del amigo en Argentina y el Día de la Independencia Colombiana tuvimos un par de eventos en nuestra familia que me gustaría compartir con ustedes.

El abrazo tan esperado

Luego de tres semanas en Buenos Aires, volvió Santiago. Viajó sólo, pero acompañado. O sea, viajó sin nosotros, pero acompañado por nuestro buen amigo Claudio que también viajaba para allá a llevarle algo de material para escribir a los bloggers locales.

Esas tres semanas, que para Santiago se fueron a la velocidad de la luz y para Patricia y para mí pasaron al ritmo del embalaje, para sus hermanos menores parecen haber sido casi interminables. El que más sufrió la ausencia fue Facundo que, de ser el niño vivaz y divertido que con su presencia y su sonrisa ilumina el lugar, pasó a ser un tipo triste, retraído y cabizbajo.

Facundo realmente lo extrañó a Santiago. Muchísimo. No pasó un día que ya estaba preguntando cuando volvíamos al aeropuerto a buscarlo. Su constante pregunta de cuantas noches faltan para que llegue Santi también se hizo parte del repertorio diario. En las tardes, cuando comenzamos a observar que en la tele ya no miraba “Treehouse” y se comenzaba a dedicar al animé, algo más propio de un niño de 11 o 12 como Santi que de uno de casi 6 como él, sospechábamos que algo estaba pasando. Pero el momento cúlmine en que nos dimos cuenta que la cosa ya estaba complicada fue la semana pasada.

Hace unos días decidimos que, para hacer la espera por Santiago menos dura, quizás Facundo le podía hablar por teléfono a Buenos Aires y charlar con él. Apenas Facundo tomó el teléfono lo primero que le dijo fue “I miss you Santi!” y acto seguido irrumpió en un llanto terrible, irrefrenable, repleto de angustia y amor, que solo su Mamá pudo frenar.

Ayer lunes por la mañana le avisé a Facundo que luego de su día en la guardería íbamos a ir por Santiago y que le íbamos a hacer una “Fiesta de Bienvenida”. Por la tarde alcanzó con que le dijera que era hora de ir por su hermano para que saliera de la piscina a 100 por hora y se cambiara en tiempo récord. Fue hermoso ver el abrazo fuerte que le dió al entrar a casa y enseguida supimos que la herida ya estaba curada. A partir de ese momento volvió el Facundo que conocíamos. Parece que Santi se lo había llevado en la valija!

The Walk Through

Ayer por la tarde, luego de ese abrazo emocionado de los hermanos y del retorno del espíritu de Facundo a su cuerpo, salimos hacia la casa nueva. Allí nos encontraríamos con Grace, nuestra Realtor, para hacer el “Walk Through” o la revisión final de la casa y verificar que todo esté en condiciones de entregarse, que nada falte y nada nuevo aparezca bajo el sol (el techo, en este caso).

Allí nos encontramos con que no estábamos solos. El matrimonio colombiano, aquel tan duro en las negociaciones, estaba trabajando al 100% en poner a condiciones todo. Limpiando, fregando, pasando la aspiradora… Aquello era una cuadrilla de 2 a toda máquina! Y les aseguro que estaban haciendo un trabajo excelente… esa casa se entregará el jueves con olor a nuevo! Les aseguro! Gracias a Luz y su marido por tan buen trabajo!

De paso, aprovechamos para tomar algunas medidas con Patricia, decidir sobre otros temas y discutir por otros tantos… Por la mañana, y mientras esperaba a Santiago en el aeropuerto de Ottawa, ya había recibido en el celular el llamado de la Escribanía con las instrucciones sobre la documentación y demás a llevar mañana miércoles para la firma.

Todo parece estar en condiciones. Y vuelvo a tener mariposas en el estómago… como aquel día!



Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

8 Comments

  • ay Guille, que emoción al menos el cansancio de la empacadera se ve recompensado! me has echo reir y cuasi llorar con la historia tan tierna de Facundo y Santiago… Y espero que Luz y su esposo hayan dejado “Reluciente e Impecable” el nombre de los colombianos… me los saludas!

  • Que bello Facundo….que cuento mas lindo…y que emocion otra vez mudarse a una nueva casa!!!! Felicidades!!!!

  • Muy bien ! la gente buena como ustedes se merece estas cosas y mas.

    Que bueno que Facu ya volvio a ser el mismo de siempre (lo recuperamos?)

  • Tantas cosas y en tan solo un día…

    FELICIDADES por tu nueva casa y Dios quiera que todo vaya mejor.

    Saludos…

  • Pues….sin quere ofender a ningun latino….si hay algo que los colombianos hacemos bien…es aseo carajo!…nos queda muy bien!

    • Burzum, crees que depronto rayemos en lo neurótico? A mi por ejemplo la suciedad me cambia el estado de ánimo no la soporto. Y pues bueno uno aqui metido en otra cultura se cuestiona cosas de su tradición. Y ni hablemos de mi abuela, no se de donde saca fuerzas para limpiar todo lo que sea imaginable alcanzar en la casa. Que opinas ah?

      • Yo no diria neuroticos…mas bien “limpios”…jeje.
        Pero aqui….sin tanto tiempo y sin empleadas!! a veces se cuestiona uno si el 100% limpio es encesario…tal vez un 80-90% estaria bien, tambien, no?…sin embargo las raices tiran…..y asi sea a la madrugada pero debe quedar al 100%.

        Oops acabo de re-leer…y si!, al parecer soy neurotico!

  • Javier

    Que grande Facu !!!
    que bien que te debes haberte sentido al observar el abrazo…

Comments are closed.