La casa y el costo del invierno

Recibe ya mismo la Guía Gratuita "Cómo Migrar a Canadá"

El invierno suele ser algo más caro. Comenzando por el costo de la calefacción, luego la ropa,  el calzado, el combustible, los paseos puertas adentro… todo cuesta un poco más.

Personalmente he tenido muy mala experiencia con la calefacción eléctrica. Si uno alquila un lugar con calefacción eléctrica, tenga la previsión de negociar un monto fijo por mes de alquiler que incluya ese costo. Pagar la calefacción eléctrica por separado puede ser la muerte.

Ejemplo: cuando llegamos a Canadá en 2005 alquilamos un departamento en Hull por el que pagábamos CAD 750 fijos por mes y donde pasamos nuestro primer invierno canadiense. Incluía la calefacción eléctrica. No importaba cuanto usáramos ni a que temperatura, siempre pagábamos lo mismo.

Cuando nos mudamos a Ottawa en 2008 alquilamos una vivienda con calefacción eléctrica pero no estaba incluida en el costo de la renta. Recuerdo como me bajó la presión cunado llegó la factura de Electricidad un mes por CAD 750… que debía agregar a los mil y algo que pagaba de alquiler!

Sin embargo, la calefacción a gas siempre ha sido más benigna con nuestro presupuesto. Quizás el costo por unidad de consumo sea menor o el uso que hacemos más eficiente, pero en 2012 tuvimos que pagar unos 1200 dólares de gas en todo el año y unos 400 y algo de electricidad.

Creo que la calefacción eléctrica no tiene ninguna ventaja. Encima, son mas frecuentes los cortes eléctricos durante el invierno que los de gas! Y durante ese lapso de tiempo, mejor abrígate bien porque tu casa puede llegar a ser el Polo Norte!

Creo que hay dos secretos fundamentales en el costo del consumo: saber regular el termostato y saber vigilar que todo esté bien cerrado y aislado.

El termostato en casa durante el invierno está a unos 19 grados, 19 y medio. A la noche, cuando afuera hace más frío, quizás se duerma con unos 21 grados.

Tenemos un termostato programable en el que se puede indicar que temperatura se quiere cada día de la semana y en diferentes ventanas horarias. Por ejemplo: de 20 a 7 que es cuando se duerme, la temperatura debe estar en 21 grados. Entre las 7 y las 4, cuando en casa no hay nadie, con 19 está bien. A partir de las 4 y hasta la noche, la volemos a subir a unos 20. Y así.

Para los que viven en departamentos rodeados de vecinos, a veces el ahorro puede ser mayor. La calefacción que usen tus vecinos a los lados se transmite a través de tus paredes también: ventajas de la construcción con madera.

El aislamiento es importante: revisa tus puertas y ventanas con frecuencia. No permitas que entre frío para poder ahorrar y mantener la casa confortable.

El exterior también debe cuidarse. Siempre hay que tener una o dos palas a mano.

Los días de nevada hay que limpiar la entrada para poder sacar el auto o entrar y salir de la casa. Una bolsa con sal siempre debe acompañar: la sal derretirá el hielo y evitará que te patines en la entrada o en los escalones de la puerta. No dejes que se forme hielo! Sal a limpiar tan pronto como la temperatura lo permita y la nevada se haya detenido.

Si hay algo que he aprendido de los Canadienses, es que la capacidad de previsión es el secreto.

La casa, no escapa a ello y por eso hay que aprender a preparar la vivienda para el invierno.

Recibe ya mismo la Guía Gratuita "Cómo Migrar a Canadá"



Author: Guillermo Ziegler
Guillermo Ziegler es Director de Ziegler Immigration Coaching Inc. y Consultor Reglamentado de Inmigración Canadiense con Licencia R509846 del ICCRC (Immigration Consultants of Canada Regulatory Council).