Como escribir un correo electrónico y lograr resultados

Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Uno de los grandes dramas del correo electrónico es tener que leerlo. Escribir un correo electrónico es un arte en si mismo.

No sé ustedes, pero en mi casilla recibo a diario varias decenas de correos de toda índole. Juro que leo todos, pero también juro que muchos son “impasables”. Muchos de esos correos son difíciles de entender.

No solo la redacción es pésima, sino que muchas veces no se entiende que es lo que realmente quiere el que escribe. Otras tantas veces, me pregunto por qué se le ha ocurrido escribirme. O en que pensaba esta persona que yo podía ayudarlo.

Pónganse ahora en el lugar de un reclutador de una empresa o agencia de empleo o de cualquier otra persona a la que ustedes quieren contactar para pedirle una entrevista formal o informal.

Supongamos, para hacer el ejemplo más concreto, que es alguien que te ha recomendado un conocido, que esa persona puede ayudarte en tu búsqueda laboral y que debes contactarla sin que te conozca. Debes, en algún sentido, “seducir” a esta persona a través de tu correo electrónico para que quiera acceder a tu pedido.

¿Cómo se logra eso? ¿Qué debo tener en cuenta para lograr que lean ese correo? ¿De qué forma puedo hacer que me respondan?

Hoy les quiero presentar una muy simple estructura de 3 pasos que los puede ayudar

Un modelo de correo electrónico para que te digan que sí

Hace unos días leía una nota de un blogger muy conocido en el nicho del “email marketing” llamado Derek Halpern. Derek escribía una nota sobre como escribir correos que la gente quiera contestar pero enfocado al nicho del blogging, el marketing y demás.

Se me ocurrió mientras leía su nota que esos mismos pasos podían utilizarse para casos como les contaba en la introducción y que tienen mucha más relación con el tema inmigración.

En su post para Appsumo.com, Derek contaba que el modelo debía seguir tres lineamientos esenciales:

  • Debía pasar el “WIFT test”,
  • debía minimizar el “Brain Pain” y
  • debía ser “risk free”.

Veamos estos tres pasos con más detalle.

El “WIFT Test” o “¿Y yo que gano?”

Cuando enviamos un correo lo hacemos pensando en nosotros

“Hola Señor, quiero tomar un café con usted y que me cuente sobre donde puedo conseguir empleo”

O también

“Hola Sr. Recruiter, soy el mejor en todo lo que hago, Por favor llámeme para una entrevista”

Estoy exagerando, claro. Pero se darán cuenta de hacia donde voy.

El “WIFT Test” quiere decir “What’s in it for me? Test” O sea ” ¿Qué hay para mí en esto?” , “¿Qué gano yo en esto?”. Se han puesto a pensar alguna vez que la otra persona también quiere ganar algo por su esfuerzo? Y por “ganar” no me refiero a dinero. Me refiero a un beneficio de cualquier otro estilo. Algo que compense mi tiempo por darte lo que tu necesitas.

Señoras y Señores: estamos en América del Norte y aquí todo vale. Mi tiempo vale. Tu tiempo vale. Nuestro tiempo vale. ¿POr qué debo reunirme contigo? ¿Por qué debo seguir leyendo tu CV? ¿Qué beneficio voy a obtener de contratarte? ¿Por qué quisiera darte una mano? ¿Por qué sos lindo/a nada más? No tengo obligación alguna contigo. Me debes “seducir” con tu correo.

Minimiza el “Brain Pain”

¿No han leído alguna vez esas entradas en los blogs o en facebook o mismo en sus correos electrónicos donde van por la segunda línea y ya no quieren leer más? Eso es “brain pain” Sientes que te explota la cabeza si sigues adelante! Estoy seguro que te has cruzado decenas de veces con casos así.

Utiliza un lenguaje concreto y al punto. No des vueltas. Haxzle saber al interlocutor que es lo que quieres sin rodeos!

Y de vuelta vamos al punto de la comunicación en américa del norte contra “las vueltas latinas” como conversábamos con Cecilia Pita el otro día o en mi entrada sobre los estilos de comunicación.

Haz una propuesta “Risk Free” o “Libre de riesgo”

Por último, Derek habla sobre las propuestas “Risk Free”.

No pongas en riesgo a tu interlocutor. No hagas ofertas o propuestas que puedan representar un riesgo.

Si pasaste el primer filtro de “WIFT” y la lectura no ha causado un dolor de cabeza, estás muy cerca de lograr tu objetivo.

Ese “¿Qué hay para mí en esto?” debe complementarse con algo que no represente un riegos para la otra persona. Y si hay riesgo, que haya una manera de contrarrestarlo.

“Te propongo que nos encontremos en tal lugar a tal hora. Estaré allí unos minutos antes ya que sé lo apretado de tu agenda”

“Su propuesta salarial se encuentra debajo de  mis expectativas. Le propongo que ambos nos pongamos aprueba por tres meses. Si a usted le gusta mi trabajo, discutamos un aumento al final del plazo.”

Risk-Free!

Como asegurarse que su correo nunca sea ignorado

Para terminar, y como complemento de lo expuesto arriba, les dejo un vídeo de Derek Halpern explicando el tema.

Separen por favor la paja del trigo. El vídeo está pensado para gente dedicada al marketing., pero ustedes que son Inmigrantes Altamente Eficientes sabrán adaptar las enseñanzas a su caso.

También pueden leer su nota aquí sobre el tema.

¿Cónoces a alguien que le pueda interesar este tema? Envíale esta nota o compártela en facebook!

 

 

 

Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page


Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

4 Comments

  • alexander

    Hola,
    Interesante la nota y a la vez muy comoda para quienes intentamos comunicaciones por correo,,
    Al caso de comunicacion escrita, estando en un pais primer mundista donde el tiempo de todos vale, hay alguna formalidad diferente para las cartas de mayor contenido y que regularmente enviamos por la poste?

    Gracias …..

  • Jorgelina Gill

    Hola Guillermo, quisiera compartir mi experiencia con uds porque tal vez pueda ayudarlos. Cuando llegue arme mi cv y carta de presentacion muy detalladamente y consegui unas cuantas entrevistas. Pero al final, lo que nos dio las mejores oportunidades fue la honestidad. Cansada de buscar una buena oferta, me dedique a contactar gente que tenia entre mis contactos de Linkedin y les envie un e-mail, breve, concreto y honesto al estilo: Buenos dias, somos nuevos en este pais, tenemos conocimientos y experiencia en x area. Adjunto los CVs mio y de mi esposo y lo invito a mirarlos, si considera que nuestro perfil es importante para su empresa, agradeceria que lo pueda redireccionar a RR.HH para posibles busquedas. Bueno algo asi tal vez un poco mejor elaborado pero directo y concreto y a la vez amable. Consegui muchas respuestas con intensiones igualmente honestas y con ganas de ayudarnos, finalmente mi esposo consiguio un muy buen trabajo, yo entrevistas pero al final me quede con la propuesta original con la que habia llegado pero la conclusion es que tanto “chamullo” como decimos los argentinos sirve, pero la sinceridad y honestidad se ve y es apreciada. Espero les sirva mi experiencia. Coincido en tus conceptos expresados y creo que de alguna manera el mail que yo enviaba cumplia con ellos y rindieron sus frutos: breve, al grano, yo gano y vos ganas conmigo. Un beso.

  • Miguel

    Es muy cierto. A mi me ha tocado vivirlo, y no hay nada mejor que ir al grano siendo concreto.
    Lo que es importante, es una vez que se ha pasado este step 1, ser coherente cuando se pasa a la fase de la entrevista. En la coherencia me refiero a mantener el perfil que han visto en el mail.
    Después queda rogar haber conseguido el empleo

Comments are closed.