Tus cuatro grandes temores y como enfrentarlos

Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Desde que comencé a escribir “Los Ziegler”,  mi primer blog, hace ya diez años me he estado metiendo de lleno en el tema inmigración de forma muy activa.

Primero, por interés personal: mi propio proyecto migratorio. Segundo, por los intereses de mis lectores y seguidores. Porque a medida que el blog se iba haciendo más conocido y contaba con más seguidores y lectores más eran los correos que recibía a diario departe de ellos, de gente como vos.

En cada uno de ellos gente como tú me expresa directa o indirectamente sus ansiedades y temores. Son los mismos temores por los que pasamos mi familia y yo hace diez años. Y los mismos por los que pasarás vos dentro de poco… si es que ya no lo estás haciendo.

En la nota de hoy te cuento sobre esos temores y como enfrentarlos.

Los Cuatro Grandes Temores

Yendo al grano, esos cuatro grandes temores son: el dinero, el idioma, la falta de paciencia y la falta de tiempo.

Entiendo que resolver muchas de estas cosas no es trivial ni se logra de un día para el otro. Mi objetivo es ayudarte a enfrentar estos temores con información. Información que te provea de objetivos claros y concretos. Después de todo, la información es poder y con poder e información los temores se disipan. ¿No es así?

Temor #1: Dinero

Un tema espinoso si los hay. Control de cambios, bajos salarios, inflación y muchas otras cosas que no hace falta listar aquí y que conoces bien, hacen muy complicado ahorrar en dólares. Y es el dólar, finalmente, la moneda fuerte que te va a poner en Canadá. Ni el Bolívar ni el Peso. El dólar.

¿Y cuántos dólares son suficientes? te preguntarás. Digamos que hay dos respuestas: el dinero que Gobierno te pide demostrar y el dinero que debes traer.

Para hacerlo simple: a lo que el Gobierno pide agrégale siempre un 50% más, como para estar seguro.

¿Cuánto dinero se debe demostrar y de que forma para las aplicaciones por el Gobierno Federal? En este enlace tienes toda la información sobre la prueba de fondos.

Sin embargo, si vienes por turismo no existe una cantidad determinada de fondos sino “suficiente para sostenerte en Canadá durante tu estadía” según esta información oficial.

Para terminar, los que vienen por estudios deben tener en cuenta que deberán demostrar que cuentan no solamente con dinero para sostenerse  sino también para pagar las matrículas de sus estudios. Esta tabla informa claramente la cantidad de dinero a demostrar para los que viene por estudios.

Dos enlaces adicionales sobre dinero que te resultarán muy interesantes: Step 1-2-3 de Education In Canada y  Tres maneras simples de calcular el Costo de Vivienda, Alimentación y Transporte del blog de Los Ziegler.

Temor #2: El nivel de idiomas

El otro gran miedo: no saber inglés o francés, saber muy poco, pensar que se sabe muy poco o pensar que no se llegará a tiempo para alcanzar el nivel de idiomas que consideramos necesario antes de irnos a Canadá.

Al igual que el tema dinero, hay una medida oficial y una “no oficial”.

La medida oficial de idioma, para el Gobierno Federal y los programas de Nominación Provincial se toma con una escala llamada “Canadian Language Benchmark”. Quebec, por su lado, tiene su propio sistema de medición que lo pueden encontrar en su sitio web oficial.

¿Cuánto inglés o francés es suficiente para el gobierno? Depende del programa al que apliques pero lo podemos dividir en dos niveles. El nivel de idiomas más alto es el que se le pide a los profesionales (gente con estudios universitarios o técnicos, también llamados “Trabajadores Calificados” o “Skilled Workers”). El otro nivel, algo más bajo, es para aquellos que apliquen a programas de oficios o “Trades”.

Simplificando: los profesionales deben demostrar como mínimo un nivel “CLB 7”. Los que apliquen por oficios deberán demostrar al menos “CLB 4”, que es también el nivel que debe demostrar el acompañante de un profesional que aplique al Programa “Federal Skilled Worker”.

¿Y a qué equivalen CLB 7 y CLB 4? En este enlace de CIC está explicada la equivalencia entre CLB y los exámenes internacionales de idiomas aceptados por Canadá: IELTS, CELPIP y TEF.

También puedes leer esta nota de este blog sobre el tema idiomas.

¿Y el nivel no oficial? Más allá de los exámenes internacionales que obligatoriamente debes presentar, sé que nunca te terminas de sentir del todo comfortable con tu nivel de idiomas. Siempre se piensa que uno no sabe lo suficiente o que lo que sabe no le será suficiente. Pero enfréntalo… en algún momento deberás encarar la realidad tal como es y con el nivel que llegues.

La práctica diaria del idioma siempre es de ayuda. Leer publicaciones de Canadá en el idioma oficial, escuchar radios locales o programas de televisión o películas “sin letritas” siempre ayuda. Trata de participar en grupos de conversación moderados por profesores o instructores que puedan ayudarte con correcciones útiles en la pronunciación. Y escribe, aún si es un Curriculum o una carta de presentación y hazlo corregir por alguien que sepa.

Temor #3: La Falta de Paciencia

La inmigración es un camino largo y no es simple de recorrer.

Lleva mucho tiempo y nos pone a prueba de forma constante.

Los factores internos y externos te golpean todo el tiempo y todo lo que quieres es terminar lo antes posible con todo esto y llegar lo antes posible.

Por lo general los trámites de inmigración no duran menos de un año, meses más, meses menos. A veces, mas más que menos.

Dure lo que dure el proceso, una vez que tus papeles fueron enviados para su proceso al BIQ o a CIC, no hay nada más que puedas hacer.

Todo está fuera de tu control. Excepto una cosa… el buen aprovechamiento de ese tiempo.

Hay muchas cosas que se pueden hacer durante ese tiempo: estudiar y perfeccionar tu nivel de idioma, prepararte para el mercado laboral, planificar la partida y la llegada…

No pierdas el foco en tu objetivo y aprovecha lo mejor posible el tiempo. Hazme caso!

Aquí te dejo algunas ideas.

Temor #4: La falta de tiempo

Para terminar hablemos sobre algo que no se puede comprar en ningún lado: el tiempo.

Preparar un proyecto migratorio agrega a nuestra vida habitual una serie de actividades adicionales a nuestro día a día.

Lo peor de todo, es que el día sigue durando 24 horas!

Te guste o no, deberás hacer más cosas en la misma cantidad de horas de siempre: deberás ir a aprender idiomas después del trabajo, deberás tomarte un tiempo adicional para hacer ejercicios y estudiar durante la semana y el fin de semana, etc.

En pocas palabras deberás quitarle horas a algo más para agregarlo a esas nuevas tareas adicionales.

Planifica, busca ayuda, prioriza. Deja de lado las cosas que ya no sean tan importantes para darle prioridad a las nuevas que si lo son.

 

Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page


Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

3 Comments

  • Liliana

    Que tema!!! yo agregaria otro temor para los que llegaran en verano, “el invierno desconocido” . Afortunadamente ya hablaste de eso y es de esperar que los mas preparados recuerden tu clase y vean tus videos de la nieve.
    Un abrazo Guillermo, para tu familia tambien!,

  • Mariel Nava

    Hola Guillermo tengo 46 años soy odontólogo quiero migrar con mi familia quiero saber si estoy muy mayor para hacerlo

Comments are closed.