Esta vez va en serio! Vamos Martín!

La semana pasada les contaba sobre la primera semana de clases y les destacaba que Martín había comenzado su período de adaptación en el Kinder.

Bueno, hace unos días continuó ese período de adaptación. Durante la mañana del martes tuvo que viajar solo a la escuela en el bus amarillo. Bueno, no solo del todo, con Facundo que va a la misma escuela y entra a la misma hora. Por supuesto, papá y mamá (Patricia y yo, claro) estaban como locos y súper ansiosos! Fuimos a llevarlos a la esquina del barrio para esperar el bus con ellos, le dimos doscientas recomendaciones a Facundo y Martín, esperamos el bus, lo vimos subir y apenas salió el colectivo nos fuimos para la escuela a esperar la llegada.

A las 9 en punto estaba llegando el micro con todos los chicos. “Donde está Martín? A ver? Lo ves? Ahí viene! Ahí está!” Como nosotros había una decena más de padres en las mismas condiciones. Los padres mas experimentados pasaban y dejaban escapar un gesto de complicidad. Seguramente se acordarían de cuando fue su primera vez. Y finalmente bajaron, los dos. Primero Martín, detrás Facundo. Ni pelota nos dieron! Martín lo primero que hizo fue sorprenderse con la cantidad de buses que había y le mostraba la escena a Facu: “Look! Another Yellow Bus!”. Facundo le tomó la mano y lo condujo hasta el patio. Tendrían que haber visto esa escena!

Apenas se cruzaron con la maestra de Martín pudimos ver a Facundo “haciendo entrega” de Martín. Algo se quedaron charlando entre la maestra y Facundo, no sé muy bien que fue. Luego nos enteramos que se había presentado, que le dijo en que grado estaba y que si lo necesitaba para algo, que lo vaya a buscar (un señorito el tipo!) A partir de allí hubo un breve momento de confusión para Martín. Facundo se fue, él quiso seguirlo pero la maestra le decía que se quedara. Martín optó por tomarle la mano. Creo que se sintió algo más seguro. Deambulaba por ahí Martín, creo que sin estar muy seguro de que tenía que hacer. No lloró, pero se lo veía algo frustrado. Al rato, la fila y a seguir a la maestra. Todos adentro. Luego vuelta en el bus hasta la guardería y allí a esperarnos a nosotros hasta la tarde.

La pasó genial. Llegó en el bus muy contento y unos días mas tarde, durante el “Meet the Teacher day” nos enteramos que no quería irse, que le decía a la maestra que prefería quedarse jugando. Durante el resto de la semana nos contó sobre los juguetes que había usado ese día. Pero ahora… ahora va en serio.

Desde este martes 20, Martín comienza la jornada regular. Será el comienzo de su escolaridad hasta que se reciba de algo dentro de 20 años o lo que dure su educación. Va a comenzar sus clases haciendo una semana de francés y una de inglés. Aprenderá sus primeros palotes y las primeras reglas de conducta. Comenzará a meterse de lleno en el sistema educativo que lo formará no solo como profesional, sino como ciudadano y hombre de bien.

Canadá, ahí te dejo a Martín para que lo hagamos juntos a tu imagen y semejanza. Martín, te presento a Canadá, el que nos ayudará a criarte para que seas el ciudadano de bien que este país merece.

Vamos Martín! Ahora va en serio mi viejo! Mucha suerte!



Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

21 Comments

  • Diego Andres

    “Canadá, ahí te dejo a Martín para que lo hagamos juntos a tu imagen y semejanza. Martín, te presento a Canadá, el que nos ayudará a criarte para que seas el ciudadano de bien que este país merece.”

    Que frace… me remitio automaticamente a mi hijo!

  • Juan Carlos

    Guillermo y a toda la familia Ziegler, antes que nada una felicitación por el inicio de esta nueva etapa, como padres bien sabemos lo que significa este momento (nervios, emoción, miles de consejos y el tratar de imaginar por un momento todo lo que un niño pequeño experimentará). En tu narración recordé mucho mi experiencia muy reciente (hace 3 semanas) mi hijo Moisés de apenas 1 año y 10 meses tuvo su experiencia en el nivel maternal; ahora en el transcurso de las semanas hemos notado un cambio notable en su forma de ser, sus expresiones e incluso con sus amigos y ahora con tu narración deseo y quiero que en un futuro cercano vivamos esta experiencia ya estando en Canadá.

    Guillermo a parte de que podrías ser consultor en migración deberías ser poeta, esos ultimos tres renglones al leerlos tienen un significado muy trascendental y emotivo, estoy seguro que lo que deseas se cumplirá.

    Un abrazo desde la Ciudad de México.

  • mape

    bueno yo pase por esto hace dos años cuando mi hija que ahora tiene 5 inicio en el jardín, como sufre uno de padre! y ellos completamente relajados… el proximo año inicia su primaria en un colegio enorme… otra angustia más para nosotros de padres… no me imagino como será en otro pais, con otro idioma totalmente diferente..

  • MIREYA

    Fue fantastico recordar esas epocas y espero volver a vivirlas con mi hija menor cuando llege a Canada ,ahora soy caregiver y aunque las experiencias vividas con las chicas que cuido no son iguales las envian a una escuela donde solo hablan Frances y ellas en casa solo hablan ingles y a mi me exigen hablarles en espanol imaginate la confusion la mas chica odia la escuela no comprende nada y la mayor mezcla los idiomas algunas veces creo que debemos ir paso por paso los chicos son listos y aprenden pero creo que deberian preocuparse primero por como se sienten ya que en las escuelas asumen que si envias a tu hijo es porque desde casa lo estas preparando.Por cierto Guillermo muy buena tu parte poetica.Podria escribierte desearia compartir mi experiencia en estos 7 meses en Toronto con este programa de caregiver ??????????????

  • Aleho

    Guillermo una pregunta, en tu casa hablan en espaniol? Lo perdieron al idioma? Comi los ves aellos con ese tema en el futuro?

    • En mi casa hablamos español. Es el idioma oficial puertas adentro.

      Santiago, el mayor, habla muy bien.
      Facundo y Martín contestan en inglés y, a veces, hacen alguna mezcla rara con términos en español. Simplemente por que para ellos es más fácil…

      para corregir la situación y tratar que no pierdan el idioma de la casa, los estamos enviando los sábados por la mañana una escuela de español.

      Si les interesa la semana que viene escribo sobre el tema.

  • Ceci

    Que amor!!!
    Me imagino vuestra preocupación!! A mí me paso lo mismo… todas las mañanas acompaño a mi hija a la parada del bus (soy la única madre que está ahí…jaja), a la salida también la espere…pero el segundo día mi hija ya quería volverse sola a la casa desde la parada…y que no estuviera en la ventana esperandola. Los niños son increíbles!!! Se adaptan tan rápido…y aprenden a independizarse y a enfrentar los cambios de una manera asombrosa.
    Al leer la última frase que escribiste, me emocione!! Realmente es tal cual…la escuela los forma con las costumbres canadienses…y no hay vuelta. La semana pasada la maestra de mi nena me llamo porque estaba haciendo preguntas personales a algunas maestras… y las estaba incomodando!!
    Suerte para tus niños en este año escolar!!

  • Jesús

    Esa escena que dices debimos haber visto representa los momentos conmovedores de la vida de cualquier padre. Son momentos que se te quedaran para siempre. Qué lindo tu pequeño, mucha suerte en su nueva etapa. Saludos desde México.

  • Nataly

    Martin!!! Suerte Amiguito, portate bien, no le saques canas verdes a la maestra, prestale atención, comete todo lo mami mete en la lonchera para que sigas creciendo sano y fuerte pero sobre todo sobre todo DISFRUTA de ser el mas chico de la casa…yupiiii !!!! Facu…estupendo el chico, todo un representante que orgullo, yo viendo esa escena que describiste, me derrito en lagrimas; y como decimos aqui Guillermo QUE BELLO TODO!!! Felicitaciones Hombre, tu corazón debe estar que explota de tanto orgullo y amor!!!! A ver para cuando sale el poemario…seguro lo tienes escondido por alli… 😉

  • Atenea

    Hola Guillermo :

    Gracias por compartir esas bellas palabras que salieron de tu corazon , cuando tu hijo Martin entro a la escuela , creo que a todos nos conmovieron , y espero que un dia no muy lejano cuando este en Canada vea como mi pequeño pollito se va en el bus amarillo de escuela .

    Te reitero mi agradecimiento porque cuando veo estas notas en tu blog sonrio .

    Atenea

  • Zarabanda

    Este es mi primer comentario en este Genial Blog y es para decirles a ti y a tu hermosa familia que realmente se merecen estar viviendo esas experiencias con sus peques, lo han luchado y se lo han ganado a pulso. Tu servidora tiene dos hijos ya grandecitos y es mi mayor objetivo que vivan en Canada, sin embargo el cariño que sentimos los padres por los hijos no cambia con el tiempo, entiendo tu alegria y la comparto.

  • mape

    Guillermo en realidad me referia, a que si la angustia es tan grande en nuestro propio pais, conociendo nuestro idioma, será aún mas grande en otro país con, otra cultura y otro idioma, de pronto no me explique bien.

    • Ah, entiendo!

      Si, claro… uno se preocupa un poco más por ese tema. Pero quedate tranqui que los chicos enseguida se ponen a hablar!

Comments are closed.