Salud, dinero y amor: ¿La real medida del éxito?

Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Cuando hablo con mis clientes o intercambio mensajes con muchos de ustedes, los síntomas son mas o menos los mismos la mayoría de las veces. Son sensaciones que cruzan los países y el tiempo: se repiten desde hace años desde Argentina hasta México.

Es, por lo general, una sensación de desigualdad expresada de diferentes maneras. Es desigualdad entre el tiempo que se trabaja y el tiempo que se disfruta del tiempo del trabajo. Es desigualdad entre lo que se da y lo que se obtiene. Es desigualdad entre clases. Desigualdad.

Imagínate viviendo en un país en el que las líneas de las desigualdad casi que se borran. Donde es posible encontrar un balance. Y en ese país lograr lo que viniste a buscar. Pero… ¿Qué viniste a buscar?

De eso quiero hablar hoy: del significado del éxito en nuestra migración a Canadá.

¿Se puede medir el éxito en la migración?

Alguna vez pregunté en una encuesta como medirían el éxito en su proceso migratorio. La mayoría tradujo su sensación de éxito en bienes materiales. Unos pocos, lo vieron a través de los hijos.

Para muchos, el éxito era tener todo lo que no habían logrado en su país: una casa, un auto (o dos), un trabajo estable. Para otros, ver que sus hijos tenían un futuro o una buena educación o acceso a la salud.

Pero, ¿se puede medir el éxito en dinero, bienes físicos o la “sensación de felicidad” que causa ver a nuestros hijos encausados?

Yo creo que sí.

Creo que se puede decir que uno ha logrado lo que vino a buscar si, al momento de comenzar el camino, uno tenía claro que era lo que quería.

Pero cuidado aquellos que no saben lo que quieren porque sus expectativas pueden ser irreales y el golpazo de la realidad los puede lastimar.

Matrimonios que se separan, familias que se rompen, bancarrotas, como para nombrar un puñadito de aquellas cosas que pueden ir contra nuestro sentido de éxito sin que nos demos cuenta.

¿Por qué se vuelven los que se vuelven?

¿Y los que se vuelven? ¿Se vuelven porque fracasaron? Es posible. Nunca lo vamos a saber con exactitud. Si hay algo que la gente no cuenta es sus fracasos.

Vengo grabando entrevistas con inmigrantes desde hace varios años. Café de por Medio lleva ya varias temporadas. Sin embargo, siempre ha sido muy complicado encontrar a alguien que las cosas no le hayan salido bien y que quiera dar su testimonio.

Sí he conocido muchos “en privado”. Y, diría sin sorpresa, la mayoría de ellos se ha vuelta por una razón: expectativas desmedidas.

Profesionales educados, con muchos años de experiencia, que llegaron a Canadá buscando continuar su vida profesional exactamente donde la dejaron en su país. Profesionales que se suponen educados y que podrían haber razonado que aquí, en Canadá, no son nadie. Nadie los conoce. Nadie sabe de donde salieron. Nadie toma en cuenta gran parte de su experiencia. Despechados y enojados con “el país que los engañó” se vuelven al país donde decían que no podían vivir para continuar con su carrera profesional.

¿Es imposible progresar como profesional?

No. Para nada. Se puede. Y capaz que se puede más de lo que podías en tu país. Sin embargo, creo yo que se debe ser realista y tener en cuenta que se debe comenzar un poquito más abajo (no mucho más abajo, un escalón nomás) Y desde desde escalón algo más bajo tomar carrera para seguir adelante.

Como siempre les digo a mis clientes y seguidores: “El que triunfó en su país, va a triunfar aquí también”

Canadá tiene todo para que triunfes. Las cosas se logran de manera más simple, sin muchas vueltas y las reglas de juego son claras.

Aprovecha esa ventaja para salir adelante.

Entonces…

…y volviendo al tema… ¿Se puede medir el éxito en la migración a Canadá? ¿Cómo se mide? ¿Cómo lo medirías tú?

¿Conoces a alguien que le interese esta nota sobre el éxito en la migración? Envíasela ahora por correo electrónico y dile de que se trata.

 

Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page


Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

2 Comments

  • MIGUEL ZHAGUI

    Como profesional empezar a estudiar como minimo un COLLEGE…herramienta fundamental para ratificar tu conocimiento…..y abrirte paso ..en un mundo competitivo ..

  • Martha

    todo se puede medir, el problema es que no todo se puede comparar, hace poco alguien me conto q sus padres nunca estuvieron de acuerdo en la decision de venir a canada, luego de casi 15 anos aqui su mama sigue pensando q el se equivoco, x ejemplo la mama le dice q los hermanos q se quedaron en colombia cada uno es dueno de 3 casas y el le responde si es cierto yo solo tengo una pero si un hermano vende sus casas en colombia y yo vendo mi casa de canada seguro q en dinero yo tengo mas capital. no todo el mundo tiene la capacidad de reaccionar asi a semejante comparacion y mas viniendo de la mama, pero creo q todo se puede medir pero hay que ser fuertes optimistas y decididos para soportar comentarios y comparaciones q a veces lo hacen tambalear en sus planes.

Comments are closed.