De la gastronomía local… lo mejor es lo que no es local!

El que me conoce, sabe que como bien. No soy de esos que andan con muchas vueltas al momento de sentarse a la mesa y tener que probar algún plato nuevo. El menú de preferencias es amplio y casi sin restricciones…

En Canadá no me ha costado mucho acostumbrarme a la gastronomía local. Es que, de hecho, no es algo muy complicado. Básicamente, la comida canadiense es mucho “meat and potatoes”  O sea, mucha carne y papa. Y maíz. Y porotos (“beans”). Y carbohidratos varios. Toda comida que engorda y te pone bien calentito en invierno… cosa que no te falten calorías al momento de palear la nieve. Restaurant o lugar para comer que vayas, la cosa no sale mucho de carne de cerdo o pollo o algún “bisteck” acompañado de papas (en todas sus variantes: fritas, al horno, hervidas y lo que se les ocurra) Para el desayuno, huevos, con tostadas, tocino, papas (otra vez), pan tostado… Todo bien calórico, para que no falten fuerzas. Debo admitir que me acostumbré rápidamente a apreciar la comida local…. y por eso en un momento debió aparecer el Señor Montignac y su método para solucionar el problema!

Tres comidas étnicas que han sabido conquistar mi corazón… y mi estómago!

Pero si hay algo que me ha sorprendido gratamente en la oferta gastronómica canadiense… es la comida no canadiense. Me he encontrado con platos, sabores, colores y aromas a los que nunca había tenido la oportunidad de conocer. Entre todos esos, hay tres que particularmente cuentan con mi suma aprobación:

Comida Vietnamita: En el “Centrum” de Kanata tenemos un restaurant de comida vietnamita llamado “Ox Head” La oferta de platos es en base a fideos, arroz, carne de cerdo, pollo o vacuna y, eventualmente, frutos de mar. Los bowls (platos hondos bien grandes) con sopa picante con verduras y carnes varias son un manjar, especialmente con temperaturas exteriores bajo cero. “Ox Head” y sus sopas picantes de fideos se llevan 4 de 5 zieglercitos.

Comida Libanesa: Los libaneses tienen un sandwich en pan arabe con verduras ty carnes varias en su interior y luego tostado por unos pocos minutos. Se le puede agregar un toque de mayonesa con ajo que, en el caso de la que sirven en Shawarma House de la calle Carling, puede llegar a transportarte en el tiempo y remitirte a aquella mayonesa casera con ajo que hacía tu tía. El Shawarma House y la comida libanesa tienen un 3 zieglercitos asegurados.

Comida India: Hace varios meses, en lo que alguna vez había sido un “Cabaret” (por llamarlo de alguna manera… Con Claudio le llamábamos “el puticlú”) había un tenedor libre indio. Allí aprendí a degustar el “butter chicken” y las variedades de salsas y comidas picantes de la comida india.  Hoy, a falta de este comedero que ya ha cerrado sus puertas, encontramos en la Calle Carling, en la plaza cerca de March, en Kanata, otro buffet indio no muy caro, chiquito y atendido por sus dueños. Es el “Indian Clay Oven“. Allí no sólo hacen un “butter chicken” de aquellos, sino que cuentan con un cordero al horno con verduras que podés quedarte comiendo por horas. La comida india me ha sabido ganar el corazón… y el estómago. Tres zieglercitos para el comedero indio de Carling!

Y a vos? Qué comida te gusta más de la oferta gastronómica canadiense?

Pic from http://www.apniisp.com/



Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

5 Comments

  • Lucia

    Guillermo,

    Yo no no estoy en Canada todavia pero tengo expectativas de encontrar buena comida Etiope que ademas tiene un principio muy bello de compartir en la mesa !

    Ya veremos que tal la oferta de esta comida en Montreal.

    Lucia

  • F

    Hola Guille

    Cuando estábamos en México, nos gustaba ir a comer comida china. Ahora nos gusta aún más, ya que la comida china que venden en México es carísima y tiene sabor mexicano, mientras que acá el sabor debe ser el verdadero sabor chino. Cuando vaya a China lo podré comprobar (o no). Por otro lado, en México jamás hubiese soñado con probar comida pakistaní, que acá comimos a precios no muy elevados.

    A la variedad de etnias, podemos añadir la variedad de platillos, pues en México sólo puedes conseguir unos cuantos platillos chinos, que no llenan ni una página completa en el menú. Ni hablar de la cantidad de platillos que aparecen en las páginas de los menús de por acá.

    Coincido contigo: lo mejor de aquí es lo que no es de aquí.

    Saludos.

  • Vietnamese, obviously. I mean, it’s not Chinatown anymore but Little Saigon down Somerset!

    The best Chinese restaurant is by my place: Litchee View on Merivale (Baseline & Merivale, by the old Nortel buildings and the Farm).

    I like the Works once in a while. And Lights of India, in the Glebe, close to the second street.

    What else… the German Deli on Slater for lunch and Fratelli in Westboro for good Italian cuisine. On Friday, I’m known to have sushi at the office.

    Basically, the only thing I never it is poutine 😆

Comments are closed.