La Lección del águila

Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Alejandra Margentas, de la lista de Gatineau, puso un mensaje conteniendo lo que transcribo aquí­ debajo. Me pareció muy interesante por que refleja exactamente lo que voy a buscar a Canadá. Lo comparto:

El águila es el ave que vive más tiempo, llegando a alcanzar 70 años. Sin embargo, para llegar a esa edad, a los 40 años debe tomar una seria y difí­cil decisión. A los 40 el águila se encuentra en una fase decisiva y delicada de su vida:

* Las uñas se han puesto largas y flexibles, y con eso no logra más agarrar a los animales de los cuales se alimenta.

* El pico alargado y puntiagudo se ha puesto curvo, lo que complica el cazar y alimentarse.

* Sus alas están envejecidas y pesadas porque las plumas están más gruesas y se hace cada vez más difí­cil volar.

En ese momento de la vida el águila tiene nada más que dos alternativas: morir o enfrentar un doloroso proceso de renovación, que va a durar 150 dí­as.

Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y alojarse en un nido cerca de una pared, donde no necesite volar. Luego de encontrar ese lugar, el águila comienza a batir con el pico la pared hasta lograr arrancarlo. Después que lo arranca, espera que nazca un nuevo pico, lo que tarda algunas semanas. Solo con el nuevo pico es que el ave va a poder después arrancar sus uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a nacer, el águila comienza a arrancarse las viejas plumas. Recién después de cinco meses, cuando ese proceso está terminado, sale para el famoso vuelo de renovación y para vivir entonces 30 años más.

Este hecho real nos enseña algo interesante y que puede ser usado por todos nosotros. Al fin y al cabo, en nuestra vida, muchas veces tenemos que resguardarnos por algún tiempo y comenzar un proceso de renovación. Para seguir volando en un vuelo de victoria, debemos desprendernos de recuerdos, costumbres y otras tradiciones que nos hayan causado dolor y problemas. Y debemos, todaví­a, tener el coraje para cambiar. Solamente libres del peso del pasado podremos disfrutar del resultado valioso que una renovación siempre trae.

Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page


Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

1 Comment

  • Louis Cyphre

    Lindo comentario; no se si es realmente así­ esto del águila, pero como imagen poética es buena!

Comments are closed.