Las sociedades y sus bárbaros

Cuando la gente me pregunta sobre como es vivir en Canadá es complicado explicar y que se imaginen lo que uno realmente les quiere decir.

Sin embargo, a veces es muy simple ofrecer un par de comparaciones que ayuden a ir al punto.

Esta semana hubo dos eventos que, contrastados, ofrecen una muy buena definición de la sociedad en la que vivo y en la que viví.

Ambos están relacionados con el fútbol y con sus hinchas.

Club Atlético Pimienta Juniors

Anoche se jugaba el partido de vuelta entre Boca y River por la Libertadores. Cuando terminé mi última consulta de la noche me quedé frente a la compu para enganchar el streaming del partido. Lo primero que vi fue un cartelito de “Demorado por incidentes”.

Me costó 15 o 20 minutos encontrar que era lo que había pasado. Los comentaristas de la tele y la radio hablaban sobre “incidentes” pero no supe cual había sido ese incidente hasta que no investigué algo más en Twitter.

Parece que a algún “gracioso” se le ocurrió tirar Gas Pimienta en la manga cuando los jugadores de River estaban camino al segundo tiempo.

Estuvieron dos horas deliberando que hacer. Seguimos, no seguimos, esto, lo otro. Mientras tanto, la tele repetía las imágenes de los inadaptados mientras hacían de las suyas.

Pero la mayor preocupación era ver que se hacía con el partido. No vaya a ser que el circo pierda dinero.

inadaptado-boca-gas-pimienta

El pez por la boca muere

El fin de semana que pasó Shauna Hunt, una cronista de CityNews, estaba entrevistando a los hinchas de Toronto que llegaban al Estadio para ver a su equipo.

Hasta que pasó esto…

Lejos de aguantarse las vulgaridades, Shauna Hunt decidió ir a encararlos. Se tuvo que comer una cantidad de improperios que nadie se pudo haber jamás imaginado.

No es una actitud que el Canadiense promedio espera. Es una actitud bárbara que la sociedad condena y no puede dejar pasar de largo.

A los pocos días el responsable fue identificado: Shawn Simoes, un ingeniero de la empresa de electricidad local HydroOne.

Esta semana, Shawn Simoes fue despedido de la empresa por violar su código de conducta. Este ingeniero, que se dice ganaba por encima de los cien mil dólares al año ya no tiene trabajo.

Para peor, cada vez que vuelva a aplicar a un trabajo y lo busquen en Google va asaltar esta historia. Creo que Shawn Simoes debería mudare a Yukón. (ver la historia completa aquí)

Shawn Simoes

La diferencia está en las pequeñas cosas

Esta comparación es útil. Muestra las pequeñas grandes diferencias entre dos sociedades y sus preocupaciones.

Una que se preocupa por el circo, otra que se preocupa por hacer lo correcto.

¿Cuáles son a tu criterio las mayores diferencias entre tu sociedad “de antes” y la canadiense en la que estás ahora? ¿Qué buscas en la sociedad canadiense que te preocupa en la tuya “de ahora”?



Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

2 Comments

  • Rosmery

    Hola Guillermo, un gusto en saludarte. La gran diferencia que yo consigo entre Canada y Venezuela (mi país) es que existe la justicia y todo lo que se hace tiene una consecuencia, si trabajas duro veras los frutos y si rompes las leyes veras castigos, cosa que en Venezuela no existen, de hecho esta semana también hubo un insidente en Venezuela despues de un partido de futbol, en el que un hincha se metió al campo y pateó por la espalda a un jugador mientras este ofrecía una entrevista a un canal de TV. Fue todo capturado en video, y aun así no se levantó ningun cargo.

  • Leonardo

    Hola Guillermo, una vez más comentando en tus publicaciones. Lo que buscamos mi esposa y yo en Canadá es la oportunidad de reinventarnos y desarrollarnos profesionalmente, una educación de primer nivel para nuestros hijos y la seguridad ciudadana. Lamentablemente en nuestra nación (Perú) la inseguridad en las calles es un problema imperante muy grave que el gobierno no sabe solucionar o en el peor de los casos, ignora por completo. El nivel educativo en muchas oportunidades ha demostrado ser paupérrimo frente a otros países de la misma región incluso, lo cual trae como consecuencia las pobres oportunidades para el desenvolvimiento profesional. No obstante lo antes mencionado naturalmente amamos a nuestro país, su territorio y cultura milenaria; pero el escaso nivel de desarrollo humano hace que miremos a otros lares y Canadá como país de primer mundo es la mejor opción que encontramos. No es ajeno señalar que uno al emigrar a otro territorio extrañará a la familia, amistades y demás, pero el ser humano como buen animal de costumbres tarde o temprano termina adaptándose a su nuevo medio. Es un camino que muchos familiares nuestros han sabido recorrer y ahora ven los frutos del esfuerzo natural que acarreó tener que establecerse en una sociedad ajena y hacerse valer con las credenciales que llevamos bajo el brazo. Es el camino que ahora elegimos recorrer como pareja y cabe traer a colación un dicho que reza “por mi mejoría, hasta mi casa dejaría”, e indudablemente dejamos el hogar en donde hemos nacido, pero llegamos a este nuevo lugar lleno de oportunidades a formar uno nuevo, como no, bastante mejor que el anterior. Saludos cordiales Guillermo.

Comments are closed.