7 cosas que me enseñaron mis clientes en 2017

Recibe ya mismo la Guía Gratuita "Cómo Migrar a Canadá"

Nunca se deja de aprender, dicen por ahí. Y es cierto.

También es cierto que nunca hay que dejar de tener ganas de aprender a cada paso. Y eso es lo que trato de hacer.

Durante 2017 tuve unas 500 consultas con clientes (o más quizás). Esto es lo que muchos de ellos me enseñaron.

Todo lo que un cliente te puede enseñar en pocos minutos

Ha pasado toda clase de gente por mis video conferencias uno a uno. Desde gente con muy pocos recursos hasta profesionales muy bien preparados.

De todos ellos he sacado algo positivo o negativo que voy a tratar de poner en práctica durante 2018, ahora que ya comencé con las consultas personales de este año.

  1. No todos saben lo que quieren: y por eso hay que ayudarlos a entender mejor el sistema y que sepan por qué algunas cosas sí y algunas cosas no.
  2. Algunos creen que saben, pero no saben: Son casos difíciles. Creen que ya tienen todo resuelto. Pero con un poco de paciencia y explicación se les puede dar a entender que, quizás, haya mejores opciones para ellos.
  3. Algunos creen que saben, pero ni saben ni quieren escucharte: Solamente se necesitan 15 minutos para darte cuenta si alguien está dispuesto a escucharte o no. Muchos no quieren que  les des tu opinión. Solamente quieren que respondas sus preguntas. Está bien, es lo que ellos quieren. Pero para mí han perdido el tiempo.
  4. No todos (casi nadie) sabe tanto inglés como cree: He cometido el error con algunos clientes de creer que su nivel de idiomas era tan bueno como ellos pensaban. Pedirles un chequeo de realidad con su nivel de idiomas antes de empezar con nada es mucho mejor para ellos y para mí.
  5. Hay mucha gente dando consejos con mucha mala intención: Especialmente en Colombia. Hay “agencias” aconsejando a la gente a que pida refugio falso, a que estudie en Canadá sin necesidad de tener que hacerlo, a que aplique a programas que no debería aplicar, a hacerlos estudiar un idioma cuando son expertos en otro. Todo, por supuesto, con la sana intención de llenar sus bolsillos de dinero.
  6. Hay una terrible sobrecarga de información. Y es inevitable. Estamos en la edad de la información y llega de todo y desde todos lados. muchas veces incompleto. Y eso genera confusión y dolores de cabeza. Mi trabajo es poner esa información en orden para que tenga sentido en el cliente.
  7. La minoría del “quiero migrar fácil, rápido y barato a Canadá” son, efectivamente,una minoría. Y como tal está bien que así sea. Solamente que van a perder 30 minutos de su consulta aprendiendo que están equivocados (si quieren escuchar, claro) Pero es parte del proceso y mi trabajo es educarlos.

Mi deber es educar

Como Consultor de Inmigración mi deber no es solamente ayudar con trámites migratorios y velar por sus intereses ante Canadá, también es educar a mis clientes y potenciales clientes. Es hacerles entender por qué (desde mi punto de vista) su situación puede o no ayudarlos con Canadá y que deben hacer para lograrlo.

Llenar formularios no es mi trabajo. Eso lo podés hacer vos. O mi hijo de 10 años. Mi trabajo es orientar y explicar las razones sobre por que tal cosa sí o tal cosa no.

Mi trabajo es Educar al Soberano, a mi Cliente.

Hace algunos años, antes de tener mi licencia y cuando pensaba que ser Consultor  de Inmigración era siempre sinónimo de malo, escribí con muy mala intención en una entrada del Blog de Los Ziegler que los Consultores eran “Mercaderes de la Ignorancia Ajena”, que se llenaban los bolsillos aprovechando que los clientes no sabían nada y no querían buscar en Internet lo que ya existía.  Sonó muy fuerte y uno de ellos, desde Toronto, me contestó duramente en su momento.Tuvo razón.

Muchos años después entendí que ser Consultor de Inmigración no es siempre sinónimo de malo. Que hay buenos profesionales allí afuera. Que es una profesión como cualquier otra y que hay de todo, de los muy buenos, de los buenos, los malos y los peores.No todos los clientes quieren buscar en Internet, no todos pueden entender. No todos tienen el tiempo. Muchos se atoran de información porque hay muchas cosas allí afuera y es complicado pasar todo por el tamiz y filtrar lo que sirve y lo que no.

Creo que debo disculparme con mis actuales colegas por haber usado la frase con mala intención. Pero sin dudas la volvería a utilizar con buena intención: trabajamos para que esa ignorancia de nuestros clientes desparezca. Debemos educar y tratar que la ignorancia de las reglas del juego de la migración afecte a nuestros clientes de manera negativa. Y como en todo trabajo, nuestro conocimiento y experiencia tienen un valor que debe ser entendido y pagado como corresponde.

Se puede ser un buen mercader y un mal mercader. Como en todo, hay buenos y malos. Yo creo que estoy del lado de los buenos mercaderes de la ignorancia ajena para que, en algún momento, esa ignorancia sea mínima.

 

Recibe ya mismo la Guía Gratuita "Cómo Migrar a Canadá"



Author: Guillermo Ziegler
Guillermo Ziegler es Director de Ziegler Immigration Coaching Inc. y Consultor Reglamentado de Inmigración Canadiense con Licencia R509846 del ICCRC (Immigration Consultants of Canada Regulatory Council).

3 Comments

  • Gustavo Tadeo

    Como Siempre Guillermo muy puntual y preciso en tus comentarios, he tenido la oportunidad de platicar contigo y como siempre muy acertado en tus consejos.

    Saludos

  • Jessica

    No imagino una mejor forma de resumirlo, totalmente de acuerdo. Gracias Guillermo por tus comentarios.

  • Andres Mahecha

    Oye que importantes enseñanzas. Que bueno. Muchos éxitos en el 2018!

Comments are closed.