Mis dos años en Canadá

Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Hoy se cumplen dos años de la llegada de toda la familia a Canadá. Vamos a ver como puedo resumir este segundo año…

Podrí­a poner una versión corta:

  • Estoy conforme con mi nueva vida,
  • no me volverí­a,
  • estoy conforme con lo que he logrado en lo personal y profesional,
  • me estoy adaptando pero todaví­a falta un poco más,
  • me gustarí­a tener más amigos,
  • extraño a mi vieja,
  • estoy logrando estabilidad financiera.

Versión larga.

El año de Martí­n

Sin duda este segundo año fué el “Año de Martí­n” El embarazo de Patricia ocupó la mayor parte del año y la atención de todos estuvo sobre ella. El embarazo nos dejó ver otro costado del famoso sistema de salud canadiense y nos obligó a adaptarnos al sistema (la obligó a Pato, por que para mí­ no cambió mucho!)

Los de allá

De los de allá extraño mucho a mi vieja, a mi madrina, los pocos amigos que dejé y no mucho más. Sobran los dedos para contarlos podrí­amos decir. De “La Vieja” me acuerdo todos los dí­as y trato de llamarla cuando el tiempo permite. En realidad, ni muy seguido ni muy espaciado. Si llamás muy seguido se torna rutinario y los dí­as que no llamás después te hacen problema “por que no fuí­ al Disco esperando que me llames, por que vos llamás todas las mañanas nene!” No hay que malacostumbrar a la vieja. Tampoco hay que llamar muy espaciado por que sino sos un desalmado que no se acuerda de la madre. La cuestión es saber regular y contarle como andan los nietos.

Del resto de los de allá, que se yo…. Pareciera que para muchos no terminás nunca de pagar el pecado de haberte ido. O directamente pareciera que a muchos ya no les interesá más un carajo ni vos ni los tuyos así­ que a esos que ya ni llaman ni preguntan, yo ya no los llamo ni les pregunto.

El tiempo y la distancia nos van entregando algo de sabidurí­a cada dí­a y nso permiten ver mas claras ciertas cosas, lo que no está nada mal.

Los de acá

En este tipo de procesos, me ido encontrando con que uno tiende a reemplazar los afectos lejanos por los más cercanos. Así­ es que, también en estos casos, el tiempo y la distancia permiten ver mejor las cosas. Uno ha ido decantando personajes y ha ido agregando otros. Personalmente, extraño mucho a Fernández y “M”. Es verdad que seguimos en contacto, pero digamos que esa cosa de tenerlos cerca y lo que ello generaba (reuniones, salidas, fiestas, etc., etc.) ya no está. Aquí­ en Waterloo, estamos recién empezando a lograrlo y el camino, debo decir, es arduo.

Con los locales, todaví­a no he logrado mucho este año. En el primer año habí­a logrado que un local me abra la puerta de su casa, lo cual no es poco. Pero también quedó en Gatineau. Por aquí­… ya llegarán las oportunidades. Pero si no vienen, tampoco es la muerte de nadie.

El trabajo

El trabajo no ha sido fácil. Enganchar la cultura del trabajo en un paí­s que uno no conoce se hace difí­cil. Hay que cambiar expectativas y razonamientos. Hay que “estudiar” el nuevo entorno de manera especial. Creo que pude salir airoso de los embates”del chino Beto” durante el este año. Ahora hay que lograr consolidarse, recuperar terreno y, sabiendo como es la cancha, ganar.

No puedo quejarme mucho de nada en este tema. He tenido la suerte de encontrar un trabajo en la disciplina en la que tengo experiencia, en un empresa de la puta madre que me ha dado y me da muchos beneficios.

Las finanzas

El primer año, fue para desangrarse. Los números dieron pérdida a cagarse. Desde que empecé a trabajar aquí­ hemos comenzado a equilibrar los números. Ya no saco de los ahorros y, de a poquito, comienzo a poner. No tanto como quisiera, pero por lo menos un puchito. Aún así­, si no fuera por las ayudas que dan a nivel federal y provincial por los chicos, creo que estarí­a con el cinto más ajustado.

Patricia

Patricia creo que ha sido de las que más sufrió en este año que pasó. El tema del embarazo hizo que tuviera que dejar a un costado algunos planes que tení­a y eso hizo que se encerrara un poco en sí­ misma. Mi esposa es mi balance perfecto. Es todo lo que yo no soy y eso hace que nos complementemos muy bien. Es por eso que ella representa el lado “social” de la familia y, si ella no socializa, difí­cilmente lo haga yo. Este año la cosa se está revirtiendo en ese sentido, está empezando a socializar un poco más y en cuanto pueda estoy seguro va a salir de vuelta al ruedo para conseguir un trabajo por su cuenta o en relación de dependencia.

Los chicos.

Facundo ha aprendido inglés muy bien, pero tenemos el problema de que entiende el español pero no lo habla. Tenemos que trabajar este año para dar vuelta eso.

Santiago necesita un cambio de colegio urgente. El tema de haberlo dejado en el colegio francófono el año pasado fue suficiente. Ahora tiene que empezar con el colegio en inglés si o si. Se está demorando mucho en el conocimiento del inglés y eso, sumado a que es algo tí­mido y retraí­do, le patea en contra de su integración.

Finalmente, la cosa va marchando. No ha sido malo este segundo año aunque tampoco se ha destacado por ser maravillosamente bueno. Todaví­a tenemos mucho en que trabajar, muchas cosas que lograr y aún muchas más que aprender. Confí­o en que este tercer año que comienza va a traer todos esos logros y muchas alegrí­as más.

Salud.


Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page


Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

6 Comments

  • Claudio

    FELICITACIONES POR LOS 2 ANIOS GUILLE !!! Aun recuerdo tu primer dia en Canada y el dia que llego la familia, como la lucharon y como han progresadom lo que me pone MUY FELIZ.
    Sigan adelante
    Claudio
    Aylmer QC Un sentimiento !

  • Enzo

    FELICITACIONES !!!!!

  • Paho Deloula

    Ya dos años… no me canso de decir que el tiempo se pasa rapidí­simo. Para mi punto de vista y con lo poco-mucho que pueda saber, como que para mi te a ido re bien, aunque obvio que con lo que llevas recorrido se pronostica que ese re bien cambie por super re bien jiji! y vas a ver que así­ será.

    Te mando muchos saludos desde el defectuoso, yo deje todo pendiente ya que me estan patrocinando unos cursos en el trabajo que estoy segura me harán mucha falta en el futuro,

    FELICES 2 Aí‘OS!!!

  • rhobriz

    Felicitaciones por estos dos añitos en nuevas tierras.

    Yo todavia en Colombia a la espera de los examenes médicos, casi todos los dias le hago seguimiento a su blog, muchas gracias y para adelante.

    Rafael

  • arturo

    Muy bien,
    Hay que seguir demostrando como los inmigrantes latinoamericanos aportamos mucho a la sociedad canadiense.

    Buen recuento, ya pasaste lo mas dificil, a partir de este momento uno se va para arriba, hay que seguir muy concentrados para consolidar la integracion tanto en lo laboral como en lo familiar.

    Tengo casi cinco a&os en Montreal y leyendo tu decripcion no solo me reconozco en ella sino que veo muchos otros casos similares que salen adelante con trabajo, constancia, vision y exitos.

    Saludos

  • Los Marge

    che, como pasa el tiempo!
    Me acuerdo por el 2004 cuando aparecieron por primera vez en una reunión que hicimos en casa todos los prestos a partir. Tu segundo nene era rechiquito y vení­a en cochesito. Ese dí­a estaban los Fernandez, los Baseski, los Nevares, Patricia Gaspar y su marido y no me acuerdo queien mas. Hoy estamos todos en Canadá, con nuestras aventuras y desventuras pero con un saldo en general positivo de este proceso. Habrá aún tiempos mejores, por lo menos los proyectos y las esperanzas pueden llegar a cumplirse.
    Saludos
    Alejandra

Comments are closed.