Estas son las promesas que te hacen con Canadá y que después no te van a poder cumplir.

Promesas, promesas, promesas.

Las hace el hombre que quiere conquistar a una mujer, las hace el jugador que quiere que el DT lo deje entrar a la cancha, las hacen los vendedores que quieren cerrar un negocio. En esa última entramos los que ofrecemos servicios migratorios.

El problema es que no siempre las promesas se pueden cumplir. O se las lleva el viento.

Hoy, una lista de promesas que los vendedores de espejitos canadienses de colores te pueden hacer pero que quizás no te puedan cumplir.

Tres promesas que pueden arruinar tu sueño canadiense

Hace unos días te contaba sobre como podrías evitar el fraude en tu proceso migratorio. Son 7 medidas bien simples que te pueden ayudar a detectar un posible engaño.

Existe otra clase de engaño que son las promesas que muchas empresas te hacen para que firmes el contrato para tramitar la Residencia Permanente con ellos y no con otro. Algunas pueden tener sentido, otras directamente no. Voy a compartir contigo tres de esas promesas y a explicarte por qué no las debes creer.

“Te prometo que cuando llegues a Canadá ya vas a tener trabajo”

Si me dijeras que puedo llegar a Canadá con entrevistas programas, te creo. Pero llegar con trabajo ya es un poco más complicado si vienes como Residente Permanente.

Primero, ninguna empresa va a contratar a alguien que no se tiene la seguridad de cuando va a llegar o al que le faltan 4 o 6 meses… y al que todavía no entrevistó en persona.

Segundo: he conocido casos de personas con profesiones reguladas a las que les prometieron trabajo al llegar… ¡sabiendo que cuando lleguen no podrán hacerlo! ¡Una profesión regulada lleva no menos de un año de proceso de validación! Cuidado Odontólogos, Médicos, Ingenieros, etc. con ete tipo de promesas.

Que te prometan entrevistas. Y si no te las prometen, te aseguro que no es difícil lograr tus propias entrevistas antes de llegar.

“¡Te garantizo que vas a tener la visa de Residencia 100×100!”

Si te prometen eso, pregúntale a la persona si será él o ella el que ponga el sello en tu pasaporte. Porque si no es así, entonces mejor no prometer nada.

Lo único garantizado es la muerte y los impuestos. No las visas de residencia que las decide un señor en un escritorio sobre bases subjetivas y que, si ese día se peleó con la esposa, va a llegar de mal enojado y con ganas de no aprobar a nadie.

Lo que quiero decir es que la palabra final siempre la tiene Immigration Canada. Nadie más. Eso es algo que nos enseñan a todos los Consultores en los cursos que debemos tomar.

Sí, es cierto que puede haber casos más claros que otros y que tengan chances muy altas. Esos casos en los que uno dice “debería suceder algo muy extyrtaño e inesperado para que a esta persona no le den la visa” Pero, de vuelta, nunca se sabe que puede pasar.

Mejor callar y no hacer promesas que puedan esperanzar a los clientes y luego causar una desilusión.

“Si me contratas, te prometo que Canadá te acelera el proceso y llegarás más rápido”

Mentira. Nada te acelera el proceso. Ser Abogado, Consultor o Notario de Quebec tampoco.

Lo dice Immigration Canada en su sitio web (ver)

promesas representante inmirgacion

Lo único que hace que  tu proceso fluya con normalidad y no se atrase es hacer bien las cosas desde el principio.

Mi promesa para vos…

Yo no hago esas promesas. Hago las que sé que puedo cumplir.

Mi única promesa contigo es poner mi mejor trabajo a tu disposición y hacer todo lo que sea posible para ayudarte a lograr tu visa.

¿Qué te han prometido en inmigración y no han cumplido?

 



Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.