Química y Física

El sábado pasado mis amigos y yo fuimos “a la cancha”. Traduciendo del argentino, quiero decir que fuimos al estadio a ver un juego de Hockey. En realidad era una excusa. Queríamos encontrar una excusa para juntarnos y los usamos a los Senators. De paso, nos sacamos el gusto de ver ganar a los Sens y, encima, gritamos 5 goles. Con Claudio aprovechamos para recordar algunos viejos cánticos de cuando íbamos a la cancha en Buenos Aires.

Los invito a leer más después del salto…

La hinchada de Chacarita saluda a los Senators!
La hinchada de Chacarita saluda a los Senators!

Cerramos la noche con una cena en casa. Ya tarde, tipo 10pm, nos fuimos los 4 a cenar juntos a casa. Uno puso el vino, otro puso el postre, otro la comida, otro la casa. Como solemos hacer. Nadie se pasa la factura al final de la noche. Se sabe que entre amigos, la próxima vez, nos cambiamos los roles. Es lo bueno de las amistades: algunas cosas no necesitan hablarse, quedan implícitas y entendidas. Al final de la noche, cuando las visitas se habían ido y me encargaba de poner algo de orden y lavar los platos y demás Patricia, que había compartido parte de la sobremesa con nosotros, me comenta “Es lindo ver la química que se generó entre ustedes 4

Así que me puse a pensar en que era esa química a la que se refería Pato. Y creo que tiene que ver con esa cosa misteriosa que se da a veces entre la gente… Eso que hace que cuatro tipos que jamas se conocieron, que vienen de diferentes lugares del mundo, puedan compartir un juego y sentarse a comer durante horas, cagarse de risa y charlar hasta decir basta. Es esa cosa extraña que nos hace decirnos las cosas sin hablar. Mirarnos y entendernos. Querer compartir y preocuparnos por el otro. Creo que es todo eso y todo lo que a ustedes le deben estar pasando ahora por la cabeza mientras piensan  cuales son las cosas que los hacen amigos de sus amigos.

Por otro lado, creo que no hay química sin física. Para mí la amistad tiene física. Es un proceso dinámico, de ida y vuelta. Como en el fútbol, si la pelota va tiene que volver. En la amistad nos brindamos al otro, le damos parte de lo nuestro. Pero, al mismo tiempo, queremos que vuelva. Queremos que nuestros amigos nos traten de la misma manera. Buscamos un ida y vuelta. Sin esa física, sin esa dinámica, la química puede perderse. la amistad es un proceso vivo, dinámico, que hay que cuidarlo. Hay que hacerlo respirar a diario y darle un poco de esa física y esa química necesaria para que siga viviendo. Qué puede morir? Claro que sí! No siempre las cosas resultan como queremos. Ni la gente como nos gustaría. En ese caso, mejor dejarlos ir y que mueran en el olvido.

Finalmente, no hay día que no me levante con la esperanza de seguir manteniendo ese cuerpo latente y dinámico con vida. Le pido a Dios que me de sabiduría para conservar a mis amigos. Y le agradezco por la gente que me ha puesto en el camino.

Bonus Track: Video “Los 4 latinos van a ver a los Sens” Conozca a los protagonistas!

Pic from Wikipedia



Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

13 Comments

  • Javier

    Hola,

    tengo el gusto de conocer a Claudio… y como no tener buena quimica con el, si es mas bueno que la leche descremada 🙂

    saludos

  • Mónica Cardoso

    Y hacer amigos en esta nueva vida en la que extrañamos los que dejamos, no tiene precio…

  • @Javier, no sabía que conocías a Claudio… “How little is the world!” (?)

    @Mónica, para todo lo demás existe MC!

  • javier

    Hace un tiempo fui a ver el partido Argentina contra Rep checa?? en ottawa, y pernocté en el manoir Fernandez Ocampo, al dia sgte. asadito.. ahi estuviste vos con tu camioneta 0 km …

  • No me suena… el partido que vos decís creo que fue la final del Mundial Juvenil. Y ese partido lo ví en Waterloo, todavía vivía allí para esa época. Aparte la camioneta no era 0 para ese tiempo tampoco!

    Me debes estar confundiendo con alguno de los acaudalados amigos de Fernandez.

    Después le pregunto a Claudio

  • javier

    Nop, no era la final, fué el debut. Quizas no era tu 0km pero si eras vos, estuviste con Patricia y los 3 ninos. Me acuerdo que Claudio me dijo.. no queres ir a saludar a bloggero? ya eras famoso en aquella epoca… “M” hizo como acostumbran Uds. el asado, obvio bajo las estrictas indicaciones de Claudio…

  • Caramba, se me viene la esclerosis… Bueh, sería así nomás. Ahora voy a comer con Claudio y le pregunto más para que me refreseque la memoria.

    Un placer haberte conocido entonces! 🙂

  • Alfredo Garcia

    WOW Guillermo, el video quedo muy bien y la nota aun mejor. Coincido contigo en lo que dices. La amistad es un proceso vivo y en movimiento, al que hay que cuidar y alimentar.

    Y mira que tan buena quimica y fisica se hizo que hasta los Senators que estaban practicamente eliminados, ahora tienen muchas oportunidades de calificar!

  • Juani Iadanza

    Muy buenas palabras! Yo también tengo la fortuna de tener mi grupo de indestructibles y viejos amigos y tambíen somos 4! Es un buen número.
    Me alegro que hayas podido hacerte un grupo de amigos con tanta fisica-química!
    El verdadero desafío es mantenerse en el tiempo con esa misma sintonía.

  • Mirá Juani, hay veces que el mismo tiempo te hace ver que no hay química y listo. Hay cosas que no se pueden forzar, no? Te cuento una anécdota… Hace muchos años, cunado vivíamos en Belgrano, allá en Buenos Aires, conocí a un tipo macanudísimo que vivía cerca de casa. Estaba jugando con los chicos en la plaza y se dió la conversación y terminamos medio amigotes nosotros y la flia. Buen tipo, profesional, muy educado, simpático… Cada vez que nos juntábamos en su casas o la nuestra daba gusto escucharlo charlar, contar sus anécdotas… Le preguntabas como iban sus cosas y siempre tenía algo para contar. Fabuloso. Pero en algún momento me cayó la ficha de que con esta gente siempre se trataba de escucharlos a ellos contar sus cosas pero la pelota nunca volvía. Nunca te preguntaban como andabas o sentías que no les interesaba como estaban tus cosas. La cosa es que me terminé dando cuenta que no había ninguna de estas dos cosas de las que hablo en el post un día que, muy deprimido por una serie de quilombos personales, necesitaba hablar con alguien y decidí llamar a alguien que estaba a 500 kilómetros de mi casa y que hacía dos años que no veía.

    En esas pequeñas cosas te das cuenta que esa amistad no era tan amistad y bueno, que se yo, de a poco te vas abriendo, la vida te va llevando por otros lados y lo pasado pisado. Si hubiera valido la pena seguramente la amistad hubiera perdurado como perdura por ejemplo con mis amigos de rugby a los que conozco desde que tenemos 11 años.

  • @Javier… te faltó nombrar lo mas importante! Por eso no me acordaba! Fue en el asado de 1 de Julio que hicimos en el Lac Leamy y que nosotros fuimos de visita desde Waterloo. Estaba “M” con sus amigos de TO también, esos cordobeses maleducados 😉

    Correcto! Ahora me acuerdo de vos, de tu esposa y de tus hijos! Claro que sí! Saludos a todos!

  • Juani Iadanza

    Si, es verdad, a mi también me sucedieron cosas parecidas con cierta gente que en un inicio parecían macanudisímas, pero que luego te caen ciertas fichas y el distanciamiento es inevitable, a menos que te guste ser hipócrita o masoquista!
    Mis mejores deseos para los 4 amigos de la zona de Gatineau!!!
    Ah, quería preguntar, son todos argentinos? o la cosa viene heterogenea?

  • Tenemos un mexicano en el grupo, pero de a poco lo estamos enseñando a hablar en argentino. 😉

Comments are closed.