Salir a la calle

Comparte esto

Recibe ya mismo la Guía Gratuita "Cómo Migrar a Canadá"

La cosa es que con nieve, sin nieve, con menos diez, menos veinte o menos cuarenta, la vida continúa y debemos seguir adelante.

El país no para y no se espera que nadie se recluya en una cueva hasta Abril. Así que la cosa es cómo salir a la calle y enfrentar el clima.

El truco pasa por como te abrigues. Depende como sea tu actividad durante el día podrás optar por más o menos abrigo. Lo mismo pasa con los niños.

Vamos con un ejemplo: yo viajo a mi trabajo en auto todos los días. Salgo de casa, espero el bus con los chicos en la esquina, me subo al auto, llego a la oficina, me bajo y me quedo adentro la mayoría del tiempo. Los chicos, sin embargo, van a ir a la escuela y tendrán recreos en los que saldrán a jugar (si la temperatura lo permite). Su exposición al frío y la nieve será mas alta.

Para mí con un par de jeans (quizás un “long johns” debajo), buzo, campera, gorro, guantes y un par de zapatillas abrigadas es suficiente.

Para los chicos no. Ellos necesitan ropa de invierno que les permita jugar y revolcarse en la nieve, guantes que no se humedezcan por dentro, botas que soporten altas temperaturas.

¿Qué pasa si debes salir a la calle y, por ejemplo, esperar el bus? Por lo pronto se supone que el bus tiene un horario predeterminado. Y eso es para que la gente no deba esperar en vano durante varios minutos. Puedes salir de tu casa con el tiempo suficiente para no congelarte y llegar a la parada a la hora que necesitas.

El bus, claro, tiene calefacción (el de los chicos también!) Algunas estaciones de bus en algunos lugares, también (pero no es lo usual)

Para los que viven en ciudades grandes como Montreal o Toronto, hay toda una red de calles subterráneas para manejarse en el centro de la ciudad y estar protegido de las inclemencias del tiempo.

Pero si no tienes la suerte de estar en Montreal o Toronto, entonces deberás abrigarte y protegerte para evitar no solo resfriarte, sino también lastimarte.

La exposición prolongada al frío puede ser peligrosa: puedes terminar en el hospital con un “frostbite” y hasta pueden amputarte los dedos. En serio, pero no te asuste. Debes ser precavido y respetuoso con el frío.

Hay temperaturas con las que conviene quedarse adentro y no salir a no ser que sea necesario. Si hay -40 y la escuela no cierra, los chicos irán a la escuela y uno a trabajar. La vida seguirá pero nadie se quedará afuera si no hace realmente falta.

 

Recibe ya mismo la Guía Gratuita "Cómo Migrar a Canadá"

Comparte esto


Author: Guillermo
<p>Guillermo Ziegler es el responsable de Ziegler Immigration Coaching y Consultor Reglamentado de Inmigración Canadiense con Licencia R509846 del ICCRC (Immigration Consultants of Canada Regulatory Council).</p>

Leave a Reply