Santiago y su prosa anglófona

Accidentalmente Patricia encontró en una de sus carpetas de la compu una tarea que Santiago habí­a preparado para la escuela. Lo querí­a compartir con ustedes no por que sea una obra maestra literaria, sino por que a pesar de algunos errores que tiene habla a las claras de la facilidad con la que los chicos, por suerte para ellos, se adaptan a su entorno.

Pero antes, y para entender mejor este post, habrí­a que hablar un poco sobre Santiago…

Santiago, nuestro hijo mayor que hoy ya tiene diez años, no es perfecto ni mucho menos. Como todos, tiene sus cosas buenas y sus defectos. En este momento particular de su vida parece estar pasando por una especie de “adolescencia temprana” que a veces lo hace irreverente, rebelde y rompe bolas a la vez. Sin embargo, el tipo tiene un corazón de oro y siempre piensa primero en el otro, lo que supongo que de grande le va a traer muchas complicaciones y malos momentos. Ojalá se “endurezca” un poco más con el tiempo…. cosa que no sufra tanto, digo.

Martí­n y SantiagoSanti tiene fascinación con su hermano Martí­n. Casi es un segundo padre para él. Hay un enamoramiento entre los dos que enternece… Hay que ver los ojos de Martí­n cuando lo ve llegar a Santiago…!! Y cuando Santiago llega de la Escuela… lo primero que hace es ir a buscarlo a él!!

Santi llegó en 2005 a Gatineau con 7 años, próximo a cumplir los 8. No sabí­a francés y sospechaba algo de inglés, por lo que habí­a aprendido en parte de su educación preescolar y primaria en Buenos Aires. Apenas llegamos, y como habí­a que esperar un par de meses hasta empezar las clases, no tuvimos mejor idea que anotarlo, “para que vaya aprendiendo el idioma”, en una colonia de verano de la Ville donde la pasó muy mal. Realmente mal. Digamos que los chicos, que suelen ser mas crueles que los grandes, le hicieron sentir que no hablaba francés. Entonces decidí­ llevarlo a Ottawa para que haga rugby, como en Buenos Aires… donde también la pasó mal no sólo por que no entendí­a nada de lo que el decí­an, sino por que era el único chico de 8 años del grupo… entre un montón de chiquilines de 5 o 6!

Debo admitir que Santiago, por ser el mayor, suele pagar el precio de nuestros errores. Lo que funciona con él, se repite con Facundo, lo que no funciona con Santiago… queda ahí­ o por lo menos se revisa antes de usarlo con Facu… Pero él fue (y es, algunas veces) el “guinea pig”. Es inevitable, pasa siempre con los hijos mayores. Yo también le alisé el camino a mi hermano. Yo pagué el precio de ser el “guinea pig” y él disfruto de las ventajas de no haber sido el primero. Supongo que entre Santiago, Facundo y Martí­n sucederá lo mismo.

Cuando nos mudamos a Waterloo, “para evitarle el sufrimiento de un nuevo cambio” lo mandamos a la escuela francófona, haciéndole pagar el pato nuevamente. No podí­a comunicarse con nadie a su alrededor fuera de la escuela. Lo metimos, sin querer, dentro de una cápsula. Para peor, el ciclo lectivo pasado sufrió una maestra a la que el término “imbécil” le quedaba corto. Santiago estaba mal ahí­, se notaba y se traducí­a en constantes problemas de conducta que hicieron la relación con la escuela casi insostenible… así­ que finalmente, decidimos cortar por lo sano. Santiago debí­a comenzar la escuela anglófona sí­ o sí­. No podí­amos dejarlo en ese “submundo” creado no para nosotros, sino para chicos que vienen de familias locales bilingües. Errores de recién llegados!

El asunto es que este Septiembre pasado arrancó Quinto Grado en la escuela angófona con la que parece sentirse muy a gusto. Es más, ha dicho que ahora “juega con chicos que hablan su idioma” (Aversión al entorno francés? Quien sabe!) El asunto es que Santiago no habí­a tenido nunca educación anglófona en su vida. Hay una persona de ESL que lo ayuda media hora por semana (y nos ha dicho la maestra que es un privilegiado por tenerla media hora!) El resto lo hacen la tele, la radio y su hermano Facundo. Y cuando le pidieron, hace unas semanas atrás, que le haga un reportaje a su madre como parte de su tarea de Inglés, se despacho con esto de abajo que, aún con sus errores como indicaba al principio, me parece admirable para haberlo logrado en tan poco tiempo.

Keep on going buddy! We love you!

INTERVIEW TO MY MOTHER

DATE: NOVEMBER 28TH, 2007

My mom grew up in Argentina. When she was in grade 5 her life was very different than my grade 5.Every day her dad drove her to school. Like me. She went from 8:30 AM to 4:30 PM,that is 8 hours!, I only go 6.30 hours, that is a lot longer than how much I need to go.

She went to a private school, I go to a catholic school.

She learned about fractions, patterns and history and grammar, but her favourite subject was Math, because she founded it easy. But English was the hardest, for me math is the easiest and language is the hardest. She had a favourite teacher who’s name was Mary, in grade 5!

I don’t have a favourite teacher.

She had 2, 15 min. recess, I have 2, 15 min recesses and 1, 45 min recess, her class went on trips to museums, and industries, I went to a museum.

Look how much does time can change schools!

By Santi Z.



Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

7 Comments

  • froinani

    Bien por Santi!!!, es una foto hermosa de Santi con Martin, se ve que se quieren mucho. Pues con los hijos siempre es complicado, uno trata de hacer lo mejor por ellos y a veces, pues simplemente no era lo mejor, ni siquiera se le acercaba. Ximena mi niña de 3 años es “trilingüe”, y lo digo con todo el sarcasmo ya que no habla ni inglés, ni español, ni francés, sino una mezcla extraña de los 3. Yo le hablo en inglés, mi marido en español y en la escuela en francés…resultado? es “trilingüe” o por lo menos esperamos que algún dí­a lo sea. Todo esto como preparación para irnos allá, tratando de que el camino sea más fácil, aunque parece que se lo hemos complicado. Ahora nos dicen que sigamos así­, porque si escogemos un idioma se va a confundir más (MíS??) y que eventualmente se las arreglará. (esperemos que algún dí­a logre decir frases completas). Lo del lenguaje es complicado, y uno como padre a veces lo complica más…pero bueno, mi bichito inventó un idioma nuevo, que también tiene su mérito.

    Suerte!!

  • Y si… es todo un tema ese. Yo todaví­a no estoy seguro que es lo mejor con el tema idioma. A uno que le viene saliendo bien es a Almada: los chicos hablan los dos idiomas bastante bien, aún Florencia, la que tiene la edad de Facu…

  • Me hace acordar a un primo mio que nacio en Argentina, madre paraguaya y padre argentino. Cuando estaba por cumplir un año se mudaron a Alemania y ahi tenia una alemana que lo cuidaba y a mi tia. En ese momento estaba en contacto con dos idiomas pero de todos modos no hablaba mucho. Cuando se largo a hablar mis tios se mudaron a España y el estubo sin hablar durante bastante tiempo.

  • Que caso interesante Nat… me hace acordar a Facundo… El que lo conoce hoy no dirí­a que alguna vez le costó empezar a hablar!

  • Alejandro

    Hmmm, solo 30 minutos semanales de clases de ESL? yo pense que se armaban grupos y que el apoyo al principio era importante… Otra de las desilusiones a medias del Sistema Canadiense?

    Saludos,
    Alejandro

  • Yo creo que no hay una formula a seguir con respecto a los idiomas. Al principio es duro para los chicos aclimatarse a un lugar nuevo y mas aun si les cuesta comunicarse.
    La hija de un amigo uruguayo viviendo en UK no le podia pedir agua a la chica de la guarderia porque en la casa le hablan en castellano. Con el tiempo van aprendiendo.

    Si con 8 escribe asi, tranquilo que en poco tiempo se acabaron los problemas con el ingles.

  • Alejandro la misma reflexión me hice yo… Y me pregunto si será un tema de vivir en un pueblo chico, si en una ciudad más grande será igual o que!

Comments are closed.