Sentada y puteando

Compártelo

Recibe en tu casilla de correo todas las novedades sobre inmigración a Canadá antes que nadie

Así­ la encontré a Patricia esta mañana. Sinónimo de mejorí­a, sin dudas!

Me contó que la Dra. estuvo por ahí­, le revisó los puntos (en vez de “caracortada” le vamos a poner “Gargantacortada”) y todo está bien. Si bien sus niveles de calcio bajaron un poco durante la madrugada se ntoa que la van monitoreando y ya le habí­an dado algo para solucionarlo. Así­ que ahí­ estaba la flaca… sentada en la cama y putenado a la enfermera por que todaví­a no habí­a dio a ayudarla con no me acuerdo qué cosa.

Obviamente le pasé el parte: lo bien que se ha portado Santiago y todo lo que me viene ayudando,  que se sacó un A+ en Mate, que Facundo se portó mas o menos, de su errada elección de Súper Héroe mientras jugaba con los chicos, y de como Martí­n lloró y lloró y lloró hasta que llegó Santiago. Pasamos un rato juntos, charlamos y me fuí­ para ir a buscar a Facundo a la Escuela, a Martí­n a lo de Megan y continuar el dí­a.

Eso sí­, antes de irme le confirmé a Patricia que esto, evidentemente, es un Matriarcado: Todo lo que ella hace sola todos los dí­as ahora lo hacemos entre Santiago y yo y por la mitad.

Un desastre! Volvé rápido Flaca!!

Recibe en tu casilla de correo todas las novedades sobre inmigración a Canadá antes que nadie



Author: Guillermo
Guillermo Ziegler es el responsable de Ziegler Immigration Coaching y Consultor Reglamentado de Inmigración Canadiense con Licencia R509846 del ICCRC (Immigration Consultants of Canada Regulatory Council).

1 Comment

  • Bueno, no fue para tanto lo de Facundo. Digamos que con su salida tipo ‘Ralph Wiggum’ anuló cualquier cosa mala que pudiera haber hecho antes… Ahora, con qué ganas lloraba el Tincho! Se le poní­a completamente roja…

    Recién me llamó Gaby para decirme que la fue a ver a Patricia, y la vio bien, lo cual es un alivio.

    Como te dije, si precisás una mano, yo tengo dos. Mañana laburo desde casa a la mañana, por si querés dejarlo a Martí­n…

Comments are closed.