Serie “Canadá y Yo”. Capítulo 2: El Primer Año

La semana pasada, cuando comencé con esta serie “Canadá y Yo”, te contaba toda la previa: porque nos queríamos ir, los esfuerzos previos, las dudas, los miedos.

¿Y después? ¿Qué pasa después de los papeles, los nervios, las valijas, las despedidas y el avión? ¿Cómo es ese aterrizaje en “la tierra prometida”? ¿Qué nos pasa por la cabeza y qué sucede en el año más veloz de tu vida?

De eso quiero hablarte hoy, del Primer Año en Canadá.

Pero antes de comenzar, una advertencia. No es que dude de tu inteligencia, pero como se suele decir en mis tierras “el que avisa no traiciona”: La Serie “Canadá y Yo” relata mi vida de inmigrante en Canadá. Es solamente un sumario de mis experiencias y las de mi familia. Las opiniones y viviencias relatadas aquí son puramente personales. Lo que leas aquí me sucedió a mí y no quiere decir que te vaya a suceder a vos ni que le haya sucedido a otros. La experiencia migratoria es única. Solamente relato anécdotas e impresiones que supongo pueden interesarte y que podrías contrastar con las de otras personas. No soy (ni puedo hacerme) responsable de las decisiones que tomes en base a lo aquí escrito.

“Adiós”, “Hasta pronto” y “Nos vemos”

Suelo decirle a mis clientes que deben prepararse bien para su primer año en Canadá porque suele ser muy veloz. Pareciera que es de 30 días en vez de 365. Pero también les digo que no se vayan sin haber dado todos los abrazo que su corazón les indique. Que nunca se sabe a quien le estarás diciendo “Adiós” para siempre o un “Hasta pronto” o un “Nos vemos” con la certeza de volverlo a ver. La verdad que uno nunca sabe si podrá volver a dar esos abrazos, entonces es mejor darlos antes de subir al avión.

Cuando estás aquí comienza un lento proceso de separación. No es perceptible, es vícitma del tiempo y de sus cosas.  Comenzamos a hundirnos en nuestra nueva rutina y los espacios que parecían vacíos en un priemr instante comienzan a llenarse con cosas nuevas: nuevas obligaciones, nuevas personas, nuevas rutinas…

Los llamados quje primero podían ser semanales o diarios se comienzan a distanciar hasta que se transforman en emails, luego en Whatsapp y terminan en simples Likes de Facebook.

Quizás algún día nos volvamos a ver…

El Increíble y Espantoso Mundo de las Comparaciones

Todos hemos pasado por esto. Llegar a Canadá y comenzar a encontrar que estamos en el Edén, en la Tierra Prometida, en El Mundo Perfecto donde nada es malo y todo es como soñábamos. Es el enamoramiento de los primeros 12 meses al que nos sometemos.

Y con ese enamoramiento vienen, claro, las comparaciones: “¡Ah! Imaginate esto en Argentina no podría ser jamás!”, “¡Qué mirá que bueno eso!”, y que esto y que lo otro. Toda una serie de comparaciones odiosas y estúpidas que te das cuenta algunos años después no tienen sentido alguno pero que, al principio, solamente intentan reafirmar tu decisión de que hiciste biend eirte de esa bolsa de gatos que era tu país tercermundista y atrasado para venir a vivir a este paraíso de avanzada donde todos nos aman y enaltecen.

Bueno, no. Ni una cosa ni la otra. Te aviso que te va a pasar nomás, pero no es grave.

El terrible sangrado de la cuenta bancaria y sobre como detenerlo lo antes posible

Vivir en este país es caro. Por cualquier tontería, todos los días se te van cien dólares y no te das cuenta.

Al principio es aún peor: hay que hacerse la casa de vuelta: camas, colchones, cubiertos, mesas, sillas, elementos de cocina, abridores de latas, cubiertos, ollas y sartenes, entre la lista de cosas estúpidas que jamas se te hubiera ocurrido ibas a tener que salir a comprar inevitablemente. Más, claro está, que el alquiler de la vivienda que sea, más el teléfono, más Internet, más, más, más…

Hay que ser conservador en los gastos. Hay que ser cuidadoso en las finanzas. Hay que cortar la sangría de la cuenta bancaria lo antes posible. ¿Qué cómo se hace? Saliendo a trabajar. De algo, en cuento puedas.

Ya vamos a hablar en otra nota del mercado de empleo, la inserción laboral y demás pero te peudo adelantar lo siguiente: no hace falta que salgas a limpiar baños desde el día uno. Solamente alcanza con que vengas preparado de antemano para que tu inserción laboral sea rápida (3 meses o menos)

Compara precios, pregunta, consulta, aprovecha los descuentos y cupones varios de ofertas semanales. WalMart es tu amigo. Los cupones también. Y no se te van a caer los anillos por eso. Recuerda que eres un nuevo “pobre” en Canadá y ya no eres el “Clase Media quizás algo cómoda” de tu país.

En este país todos quieren tu dinero. En particular los bancos. Si tu banco X te cobra por tu cuenta, sal a preguntar al Banco Y acerca de como puede hacer para que dejes a X y les lleves tu dinero. Te aseguro que funciona.

Tirar del Carro los dos juntos

Para los que venimos en pareja el priemr año también nos impacta. A medida que avanzamos la experiencia migratoria es diferente para ambos pero no nos damos cuenta.

Si vos conseguís trabajo primero y tu pareja no, vos vas a entrar en una nueva rutnia diferente a la de él o ella. Vas a vivir cosas diferentes, vas a sentir cosas diferentes, vas a entrar en una dimesión diferente.

Mientras a vos te pasa eso, tu pareja está viviendo otra cosa. Quizás esté con frustración porque no consigue trabajo, o porque el idioma le cuesta más y salir a la calle sea todo un desafío, o porque extraña más o por lo que sea.

Son dos dimensiones diferentes de dos personas que viven juntas pero, al mismo tiempo, separadas por sus experiencias. Aquellas parejas que no detectan eso de entrada y no lo resuelven, están condenadas a engrosar las ya muy engrosadas estadísticas de parejas de recién llegados que se separan en los primeros dos años.

Si tiramos del carro los dos juntos antes de venir, con más razón tirar del carro los dos juntos aquí. Hablar y ayudarse es la clave. Cada uno sabe cuando se está alejando o el otro retrasando en su experiencia. No vayas tan rápido, tranquilizate. Espera al que está detrás. Ya tenés tu primer trabajo, te sentís medianamente conforme, estás comenzando a tener tus primeros contactos sociales con locales… ¿y tu pareja? ¿todavía está allá atrás? ¿por qué no le preguntas cómo ayudarlo/a?

Que lo urgente no supere a lo importante

Hay una lista de cosas que de cabeza hay que hacer al llegar: tramitar el Número de Seguro Social, el Seguro Médico de la Provincia, la Licencia de Conducir, la Cuenta Bancaria (quizás con una tarjeta de crédito para ir haciendo historia de crédito y poder tener acceso el día de mañana a algún préstamo), anotar a los chicos en la escuela, cuidar el dinero y no despilfarrar, aprovechar las ofertas de ropa de invierno y algunso detalles más. Pero lo importante es otra cosa.

Lo importante es rodearse de buenas amistades, no creer que porque son de tu país van a ser buena gente y tener ganas de compartir algo con vos, encontrar un trabajo que nos permita sostenernos sin reventar los ahorros, conservar la familia y cuidarnos entre todos.

Lo importante son vos y los que te acompañan. Los de afuera son de palo, no te hagas problemas.

El primer año es complicado, es duro, se extraña, las cosas son difíciles, vas a tener que aprender a moverte en una nueva sociedad con nuevas reglas y, si algún día te sentís mal y estás algo triste, no te preocupes. Nos pasó a todos, es normal.

Recuerda que habrá cosas urgentes y otras importantes y que las primeras no deben desviar tu atención de las segundas.

Para cuando te des cuenta, ya vas a estar casi en tu segundo invierno y te sentirás como en casa.

 



Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

27 Comments

  • Tapatio

    Excelente articulo, saludos

    • Gracias. Para la próxima quizás quieras comentar con nombre y apellido, no me gustan los comentarios anónimos.

    • Danyel

      Genial tu relato Guillermo , preparándome fuertemente para comenzar con mi propio camino, se que todavía falta un poco(idioma), pero apenas lo tenga no dudare en pedir tu ayuda, muchas bendiciones y sigue así ! un saludo y fuerte abrazo de un Venezolano en Argentina

  • zulangel

    Gracias Guillermo por compartir tus experiencias son de gran ayuda. Dios le bendiga.

  • Bryan Orozco

    muy buen articulo guillermo, te comence a seguir hace algunos meses pero estoy confundido entre los blogs, algunos enlaces no abren pero hay informacion muy valiosa. saludos desde Colombia

  • Falina Medleg

    Wow¡ Guillermo te leo y parece un retrato de lo que hemos pasado, el 31 de Octubre cumplimos un año en Canadá que como dices se ha ido como chorro de agua. Gracias por ese gran apoyo que nos diste en todo este proceso y te felicito por compartir estos recuerdos pues nos dan la tranquilidad de que no estamos solos en esto y que muchos de nosotros pasamos por todo lo que comentas…Gracias

    • Hola Falina! ¿Ya un año? Caramba que pronto ha pasado… Siempre los recuerdo con mucho cariño y saben que estoy siemrpe a sus órdenes.

      Saludos,

  • CHRISTIAN PORTUGUEZ

    Felicitaciones Guiiile,sabes mucho y siempre lo presentas con humildad ,existos Guille

  • Roberto Rangel Gomez

    Excelente artículo e increíble las cambios de vida es comer de cero pero debes ser fuerte y sobretodo paciente

  • Buenisimo! Ya estoy esperando el proximo!!

  • Robersson Reyes

    Excelente, mucho mas para los que queremos migrar con toda la familia… confronta, es cierto, pero esta muy sensato. Gracias por compartir

  • Ignacio Saralegui

    Que bueno que has vuelto a estos post Guillermo!! Realmente siempre me han gustado tus historias y particularmente me siento bastante identificado.
    Realmente el primer año se pasa bolando, en mi caso la llevo 14 meses acá y contando…
    El tema matrimonial recuerdo que lo charlamos contigo por en el 2014 en una de nuestras primeras entrevista; y de mi parte por mi experiencia pasada esto un factor crucial.
    Si la familia no esta bien, nada esta bien; y normalmente el que primero encuentra trabajo es el que primero se adapta, porque adquiere nuevos círculos sociales rápidamente mientras que el otro se queda solo en la casa; y puede ser terrible
    En nuestro caso nos ha ayudado mucho nuestra vocación religiosa; somos asiduos asistentes a misa y también bastante involucrados con las pastorales; eso ha producido que se amplíe nuestro circulo social bastante. Con esto no quiero mandar a misa a nadie, pero si creo que intentar buscar grupos es muy bueno a integrarse.
    Otra cosa a la que quiero referirme es el tema de los latinos, nosotros somos muy particulares, ruidosos, festivos, caritativos y tambien…sectarios. A veces no queda mucha opcion, pero encerrarnos en grupos cerrados muchas veces dificulta nuestra adaptabilidad o simplemente tenemos una visión sesgada de la realidad canadiense, la vemos siempre a través de gente como nosotros y no de realmente canadiense.
    Sobre esto les mando una nota que salio el otro dia:

    http://www.cbc.ca/news/canada/angus-reid-poll-canadian-values-immigration-1.3789223

    Saludos a todos!!!

    • “Que bueno que has vuelto a estos post Guillermo!!”

      Hace unos días me preguntaba que era lo que había hecho grande al blog de Los Ziegler y me dí cuenta que me estaba faltando un toque más personal en este. Así que sí, me parece que voy a comenzar a tener una columna de este estilo más seguido.

      Aparte a mi me gusta escribir este tipo de posts, los disfruto.

  • Ignacio Saralegui

    Perdon por el bolando (volando)…realmente no soy tan animal como parezco…

  • Juan Calderon

    Guillermo, que buen relato, nosotros tenemos 6 meses aqui y estamos viviendo esa misma historia, la busqueda de empleo nada facil, las relaciones sociales son dificiles porque cada quien vive su mundo y las nuevas costumbres es necesario adoptarlas. El tiempo pasa muy rapido y este sera nuestro primer invierno, hemos oido distintas historias que si es muy frio, que si no lo vamos a aguantar, etc. Solo se que es parte de esta nueva experiencia y hay que vivirla

    • Juan Miguel

      Hola Juan,
      Soy Juan Miguel, llegue a ottawa hace 4 meses y como dice guillermo, estoy viviendo ese proceso. Es tan duro como lo describe y espero que pase pronto. Espero tu vida aca sea de lo mejor. Slds

  • Zoilo

    Como te hiciste con los preparativos de vivienda a la hora de llegar allá, lo hiciste desde tu país? O una vez allá viste ofertas?

  • Atenea

    Holà Guillermo. Gracias po lr tu relato. Me gusta mucho leer tus Post. Me hiciste recordar lo que pasamos mi familia y yo hace 4 años cuando llegamos a Montreal. Haber encontrado ,leído y aplicado tus consejos hizo que ese 1er año fuera exitoso.

  • Jalime Marquez

    Muchas gracias por tan valiosa informacion la semana que entra estare en tu agenda de entrevistas.

  • Yinet Franco

    El saber que todos los comienzos son dificiles, no por eso dejan de serlo.

    Totalmente de acurdo con sus puntos de vistas al respecto.

    Estoy pensando seriamente el iniciar las solicitudes necesarias para vivir en canada.

    Favor acesorarme pasoa a paso .

    Gracias,

  • Carlos Polanco

    Hola Guillermo. Gracias por tus artículos. Tenemos casi dos meses de estar en Vamcouver…traje a mi esposa y mis tres hijos. Solo yo trabajo…solo yo hablo inglés…estamos que ya casi nos vamos de regreso a mi país. Mi esposa llora…mis hijos también…trabajo en una bodega y trabajo como negro haciendo demasiado esfuerzo físico. Se me lastimaron los tendones de los brazos y tengo inchados tanto brazos como manos. Hasta este momento no sabemos que hacemos acá.

  • Sandra Vallesteros

    Hola Guillermo. Tengo entendido emigraste a Canadá por medio de Quebec. Si fue así, como es que ya no vives mas en Quebec si tuviste que firmar un compromiso de establecerte y residir en dicha provincia, acaso no es lo mismo que nos vienes diciendo respecto a que si logramos obtener una NP debemos de tener estancia únicamente en esa provincia que nos extendió el interés, un tanto que se contradice lo de tener el compromiso para luego romperlo no? La pregunta va con mucho respeto pero me gustaría pudieras absolver la duda. Muchas gracias.

    • Calm down Sandra!

      Es cierto, es lo que les digo siempre. Pero es la mitad del cuento.

      Lo que también les digo siempre es que mientras tengan documentadas las razones por las cuales se fueron de la Provincia y que los obligaron a “romper” el compromiso no hay ningún problema.

      En mi caso particular, estuve 9 meses en Quebec. Durante esos 9 meses no tuve ninguna ofreta de empleo de ninguna empresa de la Provincia. Ni en Gatineau, ni en Quebec, ni en Montreal o cualquier otro lugar donde apliqué en la Belle Province. Todas esas aplicaciones las tengo aún guardadas en una carpeta desd eel año 2005 como recuerdo de esos tiempos.

      Cuando llegó la oferta de BlackBerry en Ontario no dudé en tomarla porque mi conciencia estaba bien tranquila. Había hecho mis mejores esfuerzos por establecerme en Quebec y no funcionó. Todo estuvo (y aún está) documentado.

      Por lo visto Canadá estuvo de acuerdo en todo momento comigo porque obtuve mi ciudadanía sin ningún problema y las veces que entré y salí del país nadie me cuestionó.

      No suelo mentir ni tener doble discurso, ni me gusta tener que dar explicaciones a terceros que intentan ensuciarme. Con todo respeto.

  • sergio

    Me gusto mucho leer esto, gracias por compartir sus experencias, Espero poder terminar todos mis tramites y cosas y en menos de un año estar empezando una vida en canada, en winnipeg,
    saludos desde Colombia

Comments are closed.