Sobre los poderes curativos de Canadá

Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

El fin de semana fue movidito. Digamos que con la visita de mis padres, la ultima semana fue movidita. Pero en particular este fin de semana… El sábado a la tarde estuvimos en Toronto y el domingo nos fuimos todos a Niagara Falls.

El sábado tuvimos todos los climas: frí­o, calor, lluvia y sol. Intercalados. Sin orden alguno. Caminamos algunas horas por el centro de Toronto. Tratamos de almorzar en el Eaton Centre, terminamos almorzando en otro lado que tardaron horas en atendernos, bajamos por Yonge hasta Front, nos metimos por el Skyview, llegamos a la CN Tower, nos metimos en el gift shop, compraron recuerdos, tomamos algo, vuelta a caminar por Front, llegar hasta Church, subir hasta Queen y buscar el auto. Así­ contado parece poco. Con tres chicos es eterno.

Ayer tuvimos un dí­a espectacular en Niagara Falls. También caminamos como beduinos. Llegamos a eso de las dos de la tarde y nos volvimos a las 8 y media de la noche. En el medio, caminar, controlar a Facundo, sacar fotos, parar, controlar a Facundo, tomar algo, volver a caminar, darle de comer Martí­n, seguir controlando a Facundo, ir al baño, seguir caminando, decirle a facundo por trigésima vez que no se suelte de la mano que hay mucha gente, sacar más fotos, y así­. Luego, manejar dos horas hasta Waterloo.

Pero aún así­, los comentarios de mis viejos han rondado en torno a cuan bien se sienten aquí­, como sus achaques han milagrosamente desparecido, que como puede ser que aquí­ duermo mejor, que ahora tu papá ronca menos dice mi vieja, que ahora se me fue esa picazón extraña, que esto y que lo otro. El sábado la veí­a a mi vieja caminar bajo la lluvia, sin campera ni paraguas. Ayer la pierna le “podí­a llegar a doler” si se quedaba parada, así­ que “sigamos caminando”. Así­ que empecé pensar seriamente en los poderes curativos de Canadá y que ciertamente debe haber algo en estas tierras por lo que la gente vive tantos años.

Pero no creo que sea Canadá. El poder curativo viene de otro lado.





Si crees que esta nota puede ser útil para alguien más, compártela utilizando estos botones...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page


Author: Guillermo
Recibe todas las semanas nuestras novedades. Participa de eventos gratuitos exclusivos para nuestros suscriptores. Entérate antes que nadie de las novedades en inmigración a Canadá.

5 Comments

Comments are closed.